Embarazo

Taquicardia en el embarazo: Causas y cómo tratar

Descubre las causas de porqué se produce taquicardía en el embarazo, y qué podemos hacer para evitarlas o saber si es algo pasajero o una dolencia mayor.

taquicardia
Descubre las causas y remedios de la taquicardia en el embarazo

Si estás embarazada y has notado un aumento en el ritmo cardíaco, no tiene porqué ser motivo de preocupación. Sufrir de taquicardias durante el embarazo es absolutamente normal, aunque las causas pueden ser distintas de modo que las vemos a continuación y cuál es el mejor tratamiento o remedios para evitar.

Taquicardias durante el embarazo

Durante el embarazo, especialmente en la última fase, tener una frecuencia cardíaca más alta se puede considerar como algo natural, ya que el corazón tiene que bombear sangre por dos, y el método más eficiente para tener éxito en esto es aumentar la frecuencia cardíaca.

Esto significa que los latidos pueden pasar de alrededor de 70 por minuto a un promedio de 80-90, incluso llegando a los 120-140 latidos en el caso de embarazo gemelar. Al mismo tiempo, la presión arterial tiende a caer, alcanzando valores por debajo de 140 mmHg para el máximo y 90 mmHg para el mínimo.

El aumento del ritmo cardíaco al comienzo del embarazo puede considerarse también como algo normal, debido a los cambios que se producen en el cuerpo y al trabajo adicional que realiza el corazón que literalmente se mueve dado que el diafragma tiende a elevarse, lo que hace que el corazón se acerque a la caja torácica y se gire hacia adelante, con el eje eléctrico cardíaco desviándose hacia la izquierda en 15-18 grados.

Durante la segunda parte del embarazo, por otro lado, a medida que el bebé crece necesita más y más alimentos, por lo que el corazón debe bombear necesariamente más rápido. Por otro lado, es posible que junto a la taquicardia la madre note también en la última fase de su embarazo, un poco de dificultad para respirar, ya que el vientre al haber crecido elimina el espacio de los pulmones y, al mismo tiempo, es más difícil llevar un peso aumentado, algo que también suma para que el ritmo del corazón se acelere.

taquicardia

Causas de las taquicardias en el embarazo

A todo lo explicado podemos señalar además varias causas posibles que explican la taquicardia en el embarazo:

  • Presión arterial baja: esta causa se produce especialmente al comienzo del embarazo, cuando hay una vasodilatación fisiológica que puede provocar caídas de presión, lo que provoca la taquicardia aunque esta situación suele resolverse durante el segundo trimestre.
  • Deficiencia de hierro: tener una déficit de hierro en el embarazo, puede conducir a sufrir anemia y con ello que se padezca de taquicardia. La tarea de este mineral es precisamente la de transportar oxígeno a la sangre y, si su concentración disminuye, el contenido de oxígeno circulante se reduce y el corazón se ve obligado a trabajar más tiempo para llevar la cantidad de oxígeno a la circulación que la madre y el bebé necesitan.
  • Tiroides : la disfunción tiroidea puede ser la base de la taquicardia en el embarazo e, incluso si nunca antes la ha sufrido, puede ocurrir precisamente durante los nueve meses, ya que la tiroides está particularmente involucrada en el desarrollo somático y cerebral del feto.
  • Ansiedad : Estar nerviosa y ansiosa por el embarazo puede generar estrés, y este a su vez, provocar taquicardia.

Remedios para las taquicardias en el embarazo

A partir de las causas podemos poner remedio a la taquicardia. Durante el embarazo, la madre se someterá a varias pruebas. Con una simple analítica de sangre se puede averiguar si la causa de la taquicardia es por una falta de hierro (anemia) o por un problema en la tiroides.

Para lo demás, sin embargo, si las palpitaciones son modestas y no molestas, no hay motivos para preocuparse. Si el ginecólogo lo considera apropiado, se programa un examen cardiológico más cualquier examen instrumental, como un electrocardiograma, un ecocardiograma o un Holter .

Por lo demás, tener en cuenta el estilo de vida y mejorarlo puede ser de gran ayuda: evita los esfuerzos y movimientos extenuantes, no te canses demasiado, no te preocupes, sigue una dieta saludable y equilibrada, bebe muchos líquidos y no cojas demasiado peso.

Lo último en Bebés

Últimas noticias