Cuidados del bebé

Saco de dormir para el bebé: ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

saco dormir bebé
Descubrimos los pros y contras del saco de dormir del bebé

El momento de irse a la cama para muchos bebés puede ser problemático por lo que, entre sueños inquietos o incluso noches de insomnio, no es solo el niño el que sufre sino todo el equilibrio familiar. Podemos recurrir entonces a varias técnicas para conseguir que el bebé se duerma pronto y que descanse y entre ellas, muchos padres recurren al saco de dormir, un elemento que parece tener muchas ventajas pero también como no, desventajas.

Saco de dormir para el bebé: ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

Encontrar la fórmula mágica que haga que el recién nacido se sienta cómodo en la cuna no es fácil, cada padre y madre tendrá que experimentar y tratar de crear ese sutil equilibrio que asegure el buen sueño del bebé y la paz de la casa.

Una ayuda en este sentido puede provenir del saco de dormir, en el que podemos introducir al bebé obteniendo una agradable sensación envolvente que de alguna manera simula el útero materno y ayuda a dormir, siendo esta entonces una de sus principales ventajas.

Para quienes alaban el saco de dormir, otra de sus «pros» es que resulta perfecto para bebés que son muy inquietos, que  suelen moverse mucho en la cuna durante la noche y giran las sábanas con el resultado de acabar destapados y tener frío, o peor aún, crear una peligrosa maraña que podría asfixiarlos.

Por otro lado, el saco de dormir también elimina problemas y mantas, porque literalmente no hay necesidad de otra ropa interior para cubrir al bebé, tal vez solo un bodi para poner debajo si el saco que has elegido es sin mangas (como sucede para la mayoría de los modelos del mercado). A cambio tendrás la certeza de que el pequeño no se destapará mientras duerme ni quedará enredado en las sábanas.

Los «contras» del saco de dormir

Pero también están las desventaja . Algunos bebés, no toleran el saco de dormir ya que en lugar de sentirse abrigados y protegidos sienten una sensación de restricción: pero poco podemos hacer en estos casos, sino que en realidad, se trata de comprender el carácter y los hábitos de tu hijo para llegar a la mejor elección. Además, quienes rechazan el saco de dormir se refieren a un posible riesgo de asfixia en caso de que el niño se resbale en él, pero esta hipótesis parece remota: basta con elegir un saco del tamaño adecuado.

La elección del saco de dormir

Si te gustaría probar el saco de dormir, puedes echar un vistazo en la red entre las muchas líneas propuestas por empresas especializadas en ropa y complementos para niños, tienes donde elegir y en cuanto a precios, la media se mueve en torno a los 40 euros.

Los sacos de dormir son muy abrigados (hay que tener cuidado de elegir el nivel de acolchado adecuado en función de la temperatura de la habitación), cómodos de llevar y en algunos casos extensibles , con botones en la parte inferior que permiten estirar el saco para adaptarlo a el crecimiento del niño.

Lo último en Bebés

Últimas noticias