Parto

Qué es el parto traumático y cómo prevenir

parto traumático
Descubre qué es y cómo prevenir el parto traumático
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Dar a luz puede ser un evento traumático en muchos más casos de los que podemos llegar a pensar. De hecho, tras haber tenido a tu bebé son muchas las mujeres que pueden sentir cierta tristeza o también en casos más graves, tener incluso depresión postparto de modo que de la misma manera que se corre el riesgo de sentir o de tener estas experiencias, el hecho en sí de concebir puede crear en un trauma de modo que os queremos hablar ahora con detalle del parto traumático y también, algunas pautas para que sepáis cómo prevenirlo.

Parto traumático: Qué es

Como hemos avanzando, tener un parto traumático no es algo tan extraño o ajeno a muchas mujeres. Aunque resulta algo inesperado, afecta a casi un tercio de las madres. Según la organización  PATTCH (Prevención y Tratamiento del Parto Traumático), del 25 al 34% de las mujeres experimentan algún tipo de trauma durante el parto.

Pero ¿a qué se corresponde exactamente o qué se entiende como parto traumático? Este es el aquel en el que se produce una percepción de que existe un riesgo real o una amenaza de muerte para la madre o para el bebé en el transcurso del parto. Para algunas mujeres sin embargo, no se trata realmente de una experiencia angustiosa o peligrosa sino que el hecho de dar a luz se vuelve una experiencia traumática debido a otros factores, como por ejemplo, la pérdida de control , la falta de apoyo, que desgraciadamente sienta una falta de respeto real por parte del equipo médico o que se produzca un sentimiento emocional negativo general tras vivir la  experiencia.

Cómo prevenir un parto traumático

La mejor forma de afrontar el parto traumático es, por supuesto, la prevención . Si bien es imposible prevenir todos los tipos de trauma, es posible minimizar las posibilidades de sufrir uno.

  • Prepárate para el parto asistiendo a cursos de preparación para el parto y aprendiendo qué esperar de una experiencia de parto.
  • Establece expectativas realistas para el parto. El parto es impredecible y no siempre sale según lo planeado.
  • Asegúrate de que tu equipo médico te apoye. Si tu ginecólogo o matrona parece no escucharte o tratarte con falta de respeto durante tu embarazo, significa que se comportarán de la misma manera cuando des a luz. Así que asegúrate de encontrar un médico que te apoye, te respete y te entienda.
  • Habla sobre tus miedos al parto con tu médico y planea diferentes escenarios de parto.
  • Cuenta con una persona de apoyo durante el parto.
  • Cuida de la salud mental . Si eres propensa a la ansiedad, comienza a trabajar con un terapeuta durante el embarazo. También debes tener un plan de apoyo a la salud mental después del parto.

Lo último en Bebés

Últimas noticias