Niños

¿Qué son los garabatos de los niños?

Descubre qué son y qué significan los garabatos y trazos de los niños, ya que aunque a veces parecen no tener sentido, lo cierto es que sirven para entener mejor a los más pequeños.

garabatos
Descubre qué son los garabatos de los niños y qué significado tienen

Aunque muchas veces los primeros dibujos que hacen los niños siendo muy pequeños parecen ser solo rayas sin sentido, en realidad, los garabatos suelen tener un significado y no solo eso sino que además, participan también en el desarrollo del niño. Veamos a continuación qué son los garabatos de los niños y qué significan.

¿Qué son los garabatos de los niños?

Los garabatos de los niños suelen producirse alrededor de los 18 meses. Son los primeros dibujos que realizan como medio para expresar sus habilidades.

Los más pequeños se divierten dibujando líneas sin ningún significado para algunos. Sin embargo, para ellos representa obras de arte, producto de sus pensamientos e ideas.

La importancia de los garabatos de los niños radica en activar su imaginación y motricidad fina desde una edad temprana. Son beneficiosos para que el pequeño desarrolle sus capacidades y aptitudes. Además, suponen una manera muy divertida de expresar sus emociones.

Cuando el niño comienza a trazar sus líneas en una hoja, tienden a ser impulsivas, dispares y descontroladas. Mueven todo el brazo para poder cubrir el espacio que tienen. Eso es lo que son precisamente los garabatos. Trazos sin sentido (aparente), de distintos colores e intensidad.

Esta actividad los entretiene y mantiene despiertos, al tiempo que promueve la evolución de las primeras etapas del desarrollo artístico .

A medida que crecen, las habilidades de los niños se fortalecen. También aprenden nuevas habilidades para controlar mejor sus funciones. Entienden mejor los lápices de colores y sus líneas están más definidas. Y una vez que ingresan a la escuela, mejoran lo que han aprendido en casa con más técnicas.

Ayuda a los niños a hacer garabatos

Si tienes un niño de año y medio en casa y notas que tiene curiosidad por elegir un lápiz de color, no dudes en dárselo y enséñeles cómo sujetarlo correctamente.

De esta forma, podrá comenzar a reproducir sus primeros garabatos e iniciarse en el mundo de los dibujos. Sin duda, estos se convertirán, para usted y para él, en creaciones inolvidables.

Tipos de garabatos infantiles y sus significados

Durante los primeros días, cuando el niño agarra un lápiz para intentar dibujar sus garabatos en el papel, entra en el proceso de coordinación motora y cerebral. Aquí es cuando comienza la primera fase de los dibujos o garabatos de los niños.

Los garabatos de los niños tienen significado independientemente de su edad de modo que veamos cómo clasificarlos para averiguar qué significado tienen:

  • Garabatos incontrolados: Este es un nivel motor que se observa en niños alrededor de los 20 meses. También conocido como garabatos desordenados, se caracteriza por líneas o marcas de crayones o pinturas que no tienen orden ni significado. Pueden utilizar uno o más materiales. Esta fase sin embargo es de suma importancia porque despierta su motricidad y la atención de quienes lo rodean. Todo esto, por tanto, quedará reflejado en la hoja.
  • Garabatos controlados: Este es un nivel de percepción que manifiestan los niños entre las edades de 20 y 30 meses. A partir de ahí, las características comienzan a tomar forma. Los niños pueden agarrar mejor los lápices de colores y tener movimientos más suaves al dibujar. Las líneas son más anchas y definidas y se esfuerza por llenar toda la hoja con sus expresiones gráficas. En esta etapa, se puede notar la presencia de cinestesia . En otras palabras, la capacidad de utilizar el propio cuerpo para expresar ideas. Los niños observan el mundo que los rodea con más claridad y luego lo expresan en la hoja. Luego comienzan a dibujar círculos, puntos y líneas cortas.
  • Nominal: También conocido como nivel de representación, se da entre los 30 y 48 meses. En esta etapa, el pequeño ya tiene más control sobre sus habilidades motoras. También es capaz de explicar lo que dibuja. Se centra un poco más en su dibujo y se enorgullece de las posibles reacciones que recibe de los adultos que miran sus creaciones. Por eso es fundamental animarle y felicitarle por su trabajo.
  • Garabato preesquemático: Este nivel se encuentra entre los 3 y 7 años del niño. En este caso, el pequeño representa los objetos que ve, tanto personas como animales . Estos dibujos son un poco más comprensibles aunque las figuras humanas están representadas por un círculo para la cabeza y dos líneas para el cuerpo. Muchos niños también reproducen los dedos de la mano y el cabello.

Los siguientes niveles son: el esquemático, que va de 7 a 9 años, y el del gráfico de madurez de 9 a 14 años. Es en este último donde se produce la perfección de las líneas, que se asemejan más a los dibujos.

En esta etapa, el niño demuestra abiertamente sus habilidades para trazar y mezclar colores. Por todo lo anterior, los garabatos de los niños son muy importantes ya que despiertan las habilidades motoras y cerebrales. Estos les ayudarán luego a expresarse a través de diversas composiciones artísticas, como el dibujo y la pintura.

Lo último en Bebés

Últimas noticias