Cuidados del bebé

Cómo vestir al bebé por la noche para que no tenga frío

Los bebés suelen destarparse mientras duermen por lo que será bueno vestir al bebé para dormir con un pijama adecuado, aunque sin taparlo demasiado.

vestir bebé noche
Pautas para elegir la mejor ropa para que el bebé duerma

Tener un bebé en casa, especialmente cuando se trata de un recién nacido, hace que los padres se centren mucho en su cuidado y en especial en el hecho de que no pasen hambre y que puedan dormir tranquilamente, pero ¿cómo vestir al bebé por la noche para que no tenga frío?. Estamos en pleno otoño y sabemos que las temperaturas bajan por la noche, de modo que será algo tan sencillo como seguir las pautas que ahora os proponemos.

Cómo vestir al bebé por la noche para que no tenga frío

vestir bebé noche

Los recién nacidos, así como los bebés que son todavía muy pequeños no pueden regular el calor corporal . Por eso a veces pueden perder demasiado calor y sentir frío, pero no saben cómo expresar este sentimiento excepto llorando.

En las primeras semanas de vida, los bebés todavía no se mueven, por lo que tenemos que considerar que vamos a ser nosotros quienes les demos el calor adecuado, pero en el caso concreto de la noche, sí que puede ser que comprobemos como el bebé se ha movido y se ha quedado destapado, de modo que corre el riesgo de pasar un poco de frío.

En otoño suelen producirse de forma constante, variaciones de temperatura, especialmente entre el día y la noche. Por eso es necesario vestir al bebé de manera adecuada. Como consejo general, tanto de día como de noche, en las temporadas intermedias es recomendable vestir al niño con varias capas , para que puedas taparlo o destaparlo según sea necesario.

Para controlar su temperatura bastará con tocar sus pies y manos para ver si están fríos, o revisar la parte de atrás de su cuello para ver si está mojado, señal de que tal vez lo que tiene es calor y está sudando.

Además, debemos tener también en cuenta la temperatura de la casa: recuerda ventilar siempre las habitaciones durante el día, tanto en otoño como en otras estaciones, y dejar que el niño duerma a una temperatura más o menos constante.

De este modo bastará con poner un pijama que sea de algodón y de manga larga para que nuestro bebé duerma a gusto durante la temporada de frío. En otoño este tipo de pijamas enterizos suelen ir bien, pero cuando llega el invierno puede que queramos elegir uno de diseño parecido, pero con tejidos más gruesos como el poliéster o la felpa.

En cuanto a las sábanas, no es aconsejable tapar demasiado al bebé, ya que no solo se va acabar destapando sino que además si lo tapamos mucho o lo dejamos con una sábana y una manta apretados, existirá el riesgo de asfixia.

Es mejor elegir ese pijama largo que mencionamos pero además si tememos que realmente va a pasar frío, porque la temperatura externa ha bajado en exceso, puede que sea buena solución, comprar un pequeño saco para la cuna donde meter al bebé y asegurarnos de que va a estar caliente y seguro ya que lo cubrirá sin envolverlo y dejará sus brazos libres. Los hay además adecuados para cada temporada.

Resumimos algunas reglas generales sobre cómo vestir al bebé por la noche para darle el calor adecuado.

Lo último en Bebés

Últimas noticias