Coronavirus

Cómo explicar a los niños que hay que seguir casa

Sincerida, positivismo y mensajes concisos, son algunas de las claves que tenemos a mano para explicarles a los niños que hay que seguir en casa al menos, una semana más.

niños en casa
Claves y pautas para explicar a los niños que hay que seguir en casa

Tras una primera semana de confinamiento en casa por la crisis del coronavirus (muchos centros escolares ya cerraron el pasado miércoles 11 de marzo), puede que los niños comiencen a notar el cansancio y agobio de estar encerrados todo el día, de modo que es mejor mentalizarles ya que todavía quedan días hasta que vuelvan a salir a la calle. Veamos ahora cómo explicar a los niños que hay que seguir casa.

Los primeros días en casa en confinamiento (y en algunos casos, cuarentena), han sido para los niños un tiempo casi vacacional, haciendo actividades escolares, manualidades, viendo la televisión o jugando con papá y mamá, pero «¿cuándo va a acabar todo?« Puede que esta pregunta haya salido de la boca de más de un niño y aunque les podemos distraer para evitar el tema, lo mejor es hacer frente a lo que se nos viene y ser sinceros con los niños.

Cómo explicar a los niños que hay que seguir casa

niños en casa

Si tienes niños pequeños en casa puede que su primera semana en casa haya sido para ellos como una especie de «mini-vacaciones«, pero en cuanto comience el agobio por los días de encierro y surjan los primeros berrinches por no salir, no tenemos que ser severos ni entrar en pánico. Tan solo debemos saber transmitir a los niños un mensaje positivo para que entiendan qué lo mejor es permanecer el máximo de días en casa. ¿Cómo hacerlo? Siguiendo estas sencillas pautas.

  1. Dar la información justa: No es necesario explayarse frente a los niños y dar una larga lista de motivos para no salir a la calle, o las consecuencias de lo que puede pasar si se sale y nos contagiamos del Covid-19. Dependiendo de la edad del niño es posible que incluso se asuste más de lo necesario. Tenemos que decirles que lo mismo que han hecho durante esta primera semana lo vamos a tener que seguir haciendo unos cuantos días más, hasta que no den permiso para salir a la calle.
  2. Ser positivos: Si nuestros hijos ven en nosotros una actitud positiva a pesar del encierro, ellos se mantendrán tranquilos. El problema está cuando nos ven nerviosos, o incluso enfadados con la situación. Debemos pensar en positivo y tranquilizar a los niños diciendo que esto va a pasar. Podemos además convencerles de que esta es una oportunidad para estar juntos y hacer muchas más cosas divertidas dentro de casa.
  3. Preguntar al niño qué sabe: Es importante tener claro qué está entendiendo el niño sobre el encierro. A través de una simple conversación o también con dibujos, debemos dejar que el niño nos explique cómo ve él la situación para de este modo poder aclarar las dudas que tenga.
  4. Responde a todas sus preguntas: Los niños, en especial cuando son pequeños, hacen muchas preguntas de modo que en esta ocasión incluso hagan más de la cuenta. Responde con claridad y siendo sincero a cualquier pregunta que te hagan sobre el coronavirus y los días que nos quedan de encierro, pero siempre consultando fuentes oficiales como el Ministerio de Sanidad o las pautas que indica la OMS.
  5. Ser sinceros: El coronavirus es una pandemia y con un riesgo de contagio grave. Por ello debemos protegernos estando en casa. Hemos de dejarles claro a los niños este concepto y entenderán mejor el encierro.
  6. Que conozcan los síntomas principales: Si no lo saben ya, será bueno que aprovechemos para explicarles qué síntomas produce el Covid-19 (tos, fiebre y falta de aire).
  7. Hablarles de la gente que se recupera: Puede que los niños tengan acceso a la información de los medios estos días y seguramente se asustarán al escuchar la cifra de gente que está muriendo, pero también deben saber de casos de gente contagiada que al final se han recuperado.
  8. No utilicemos un discurso demasiado largo: A los niños no les sirve de nada darles grandes discursos .Es mejor explicarles las cosas de forma sencilla y escueta y mucho mejor, si utilizamos ejemplos o si usamos vídeos como este.
  9. Entiende las emociones del niño: Deja que el niño se enfade por no salir a la calle, e incluso que tenga una rabieta o pataleta. Una vez se haya calmado le podemos explicar la situación de nuevo y darle ejemplo diciéndoles que nosotros estamos igual pero que no sirve de nada enfadarse.
  10. Al final todo pasará: Este es el mensaje con el que deben quedarse los niños. Deben tener esperanza para que de alguna manera se olviden del encierro y lo vean como algo bueno para su salud.

Estos días, seamos un buen ejemplo para los niños. No pasa nada porque nos vean vulnerables en algún momento, pero tenemos que transmitirles una actitud de serenidad, calma y sobre todo, esperanza.

Lo último en Bebés

Últimas noticias