Alimentación infantil

Cinco comidas a las que los niños no se van a resistir

La pasta y el arroz con tomate, verduras como los guisantes, y carnes como el pollo son algunas de las comidas a los que los niños no se resisten.

comidas niños
Las comidas que más gustan a los niños

Entre los momentos más esperados del día por los niños y también por los adultos, es la hora de comer o de cenar, pero a veces suele ocurrir que nuestro hijo o hija se niega a comer lo que le preparamos porque sencillamente no les parece algo apetecible. Por suerte, existen algunos alimentos o platos que podemos elaborar en casa y a los que es difícil que se resistan. Conoce ahora las cinco comidas a las que será difícil que tus hijos se resistan.

Cinco comidas a las que los niños nunca se van a resistir

comidas niños

Sobre todo si los niños son pequeños, en una edad que aún no llega a la adolescencia,  el momento de la comida se puede convertir en algo especialmente difícil, teniendo muchas veces que compaginar la necesidad de una alimentación sana y correcta con los caprichos y gustos, a veces extravagantes, de los más pequeños.

Sin embargo, no es seguro que las dos cosas no puedan coincidir. Son muchas las comidas favoritas de los niños, ricas en nutrientes y con un sabor inconfundible. No solo tenemos que ceder ante el chocolate, patatas fritas, snacks y caramelos: entre los alimentos que más gustan a las niños menores y a los adolescentes hay muchas sorpresas. Veamos cinco alimentos que pueden llegar a ser muy saludables y a los que nunca se van a resistir.

Pasta o arroz con salsa de tomate

Los niños premian la sencillez en la mesa. Puedes preparar los platos más complicados pensando que los harás felices y con las más extrañas combinaciones de ingredientes, pero siempre preferirán la pasta más clásica con salsa de tomate. Mejor elegir pasta corta para los niños pequeños porque es más fácil de masticar, y también el arroz, si bien estos dos alimentos marcan la diferencia entre los que más gustan a la mayoría de los niños, mientras que entre las verduras gana el tomate.

También va bien en blanco, aderezado solo con una gota de aceite de oliva, pero si decides añadirle a la pasta el famoso tomate frito, mejor hacerlo nosotros a partir de tomates naturales triturados, antes que elegir el tomate frito que venden en supermercados. Para hacerlo más saludable, nada como añadir un poco de verdura, a ese plato de pasta que mezclada como el propio tomate les parecerá mucho más apetecible.

Pizza y lasaña

Si usa tomates, por lo general, siempre estarás seguro cuando tenga que organizar el almuerzo y la cena con invitados de hasta 11 años, pero también con adolescentes. De hecho, el tomate es, gracias a su tonalidad cálida y brillante, el color más querido por los niños. Por eso, entre las comidas favoritas de tus hijos no pueden faltar en la pizza y lasaña al horno, preparadas con una rica salsa de carne, parmesano y rodajas de mozzarella. En general, los quesos también son apreciados por la mayoría de los niños, especialmente los de sabor más delicado y neutro.

Pollo y patatas

Ya sea que se sirva a la parrilla, asado o como chuleta, el pollo es también una de las comidas que más gusta a los niños. Es tierno, sabroso, digerible y nutritivo. También se agradecen las hamburguesas: si, en este caso, las preparas con ternera, ten cuidado de no exagerar. Puedes acompañar el plato principal con una guarnición, obviamente, de patatas, no necesariamente fritas, sino también al horno o en puré de patatas, que, después del tomate, son las verduras más populares entre los jóvenes, sobre todo por su ternura y dulzura.

Verduras para niños: guisantes, brócoli y espinacas

Si deseas diferir de darles siempre pasta, arroz, pollo y tomate, debes saber que bien acompañados los niños suelen comerse bien los guisantes y el brócoli. O también zanahorias, espinacas y maíz. La clave para que se las coman como decimos es acompañarla bien con carne o pescado, hechas a la parrilla, con la mencionada salsa de tomate o también podemos hacer un caldo de verduras si a nuestros hijos les gusta la sopa.

Fresas y plátanos, las favoritas de los niños

Llegamos a la fruta, a menudo un dolor de muelas para padres y madres que luchan con niños que no quieren comerla. Debes saber que si les sirves fresas y plátanos no tendrás grandes problemas, porque simplemente suelen comerlas sin problema Las primeras son dulces y también, suaves y sabrosas. Puedes servirlas para el desayuno o como merienda, o utilizarlos para hacer postres como tartas y bollos. Además, se pueden mezclar entre sí, obteniendo así un delicioso batido.

Lo último en Bebés

Últimas noticias