Coronavirus

5 errores que los niños cometen en el uso de las mascarillas en las escuelas

Quitarse mal la mascarilla, dejarla encima del pupitre o dentro de los estuches son algunos de los errores de los niños en el uso de las mascarillas en las escuelas.

errores niños mascarillas escuela
Conoce los errores que cometen los niños al usar las mascarillas en las escuelas y cómo evitarlos

El curso 2020-2021 parece que se está desarrollando sin aparente gravedad a pesar de la pandemia. Cierto es que algunos centros escolares han tenido que cerrar sus puertas o aislar a clases de alumnos ante la aparición de casos positivos de Covid-19, pero en líneas generales parece que todo se desarrolla dentro de la normalidad gracias a medidas como el uso de la mascarilla. Nuestros hijos parecen estar acostumbrándose a llevarlas durante todo el día, pero todavía se pueden detectar algunos errores de los niños en el uso de las mascarillas que es mejor evitar para que puedan ser efectivas. Veamos cómo.

5 errores que los niños cometen con el uso de las mascarillas en las escuelas

errores niños mascarillas escuelas

Dependiendo de la edad de los niños, es posible que los errores con el uso de las mascarillas en las escuelas se produzca con mayor o menor incidencia, pero teniendo en cuenta que incluso muchos adultos todavía se equivocan al llevar la mascarilla, es posible que tus hijos estén cometiendo estos errores que ahora enumeramos y que se pueden corregir fácilmente si tan solo se fijan un poco.

Las mascarillas son obligatorias en los niños a partir de los seis años, de modo que además de enseñarles cómo ponerse y quitarse la mascarilla correctamente, es mejor repasar estos errores para que los eviten a toda costa.

1-Llevar la mascarilla por debajo de la nariz

Qué duda cabe que la mascarilla es bastante molesta y más cuando la llevas varias horas seguidas, pero los niños no deben tocarla mientras la llevan puesta y mucho menos hacer como ya vemos que hacen muchos adultos, llevarla por debajo de la nariz para poder respirar mejor. En todo momento, la mascarilla debe cubrir la boca así como la nariz, de modo que seguro que más de un profesor o profesora ya habrá alertado a los alumnos de no bajarse la mascarilla en ningún momento.

En caso de que el niño o niña tenga que sonarse o note que va a estornudar o a toser, será bueno pedir permiso para ir al baño o apartarse del grupo de clase, quitarse la mascarilla (tomando de las gomas y nunca tocando el exterior) y proceder con sonarse o estornudar o toser (siempre tapándose con el antebrazo).

2-Dejar la mascarilla sobre el pupitre o dentro del estuche

Existen ocasiones en la que los alumnos se pueden quitar la mascarilla dentro del centro escolar. En concreto, mientras toman el almuerzo a la hora del recreo o mientras comen, de modo que en caso de hacerlo dentro del aula, nunca deben quitarse la mascarilla y dejarla encima del pupitre y tampoco dentro del estuche, pensando que así la van a proteger de los virus y bacterias que vuelan por el aire. Todo lo contrario, es posible que la mascarilla se acabe contaminando y con ello que deje de ser eficaz.

Los niños deben llevar una bolsa de tela o un porta mascarillas, que utilizar en caso de que vayan a quitarse la mascarilla, y que les servirá para guardarla sin problema hasta que se la pongan de nuevo.

3-No cambiarse la mascarilla

Dependiendo del tipo de mascarilla que lleven los niños, va a ser necesario que se la cambien a mitad de la jornada escolar. No hacerlo puede ser un riesgo ya que la mascarilla que llevan no será tan eficaz como al comienzo de la mañana.

En concreto, nos referimos a las mascarillas quirúrgicas que se recomienda usarlas tan solo durante cuatro horas, de modo que si la jornada escolar de nuestros hijos es de horario contínuo es necesario que pasado ese tiempo se la cambien por una nueva.

En el caso de las mascarillas higiénicas lavables (las que son de tela), pueden llevarla durante toda la jornada aunque los niños deben estar atentos a que no se moje con la propia respiración o mientras hablan con ella puesta ya que entonces deja de ser eficaz y en ese caso, es mejor que la cambien por otra.

4-Quitarse mal la mascarilla

Tan importante es ponerse bien la mascarilla, como quitársela, y cuando los niños se la puedan quitar para comer o para hacer gimnasia es necesario que no vayan con prisas y lo hagan correctamente.

Para quitarse bien la mascarilla, los niños deben procurar cogerla por la parte de las gomas y retirar con cuidado, sin tocar para nada la parte externa que puede haber retenido alguna gota al interactuar con sus amigos y compañeros.

Es importante además que tanto antes de ponerse la mascarilla como al quitársela, los niños se laven los manos con agua y jabón (y en caso de no poder, utilizar una solución de gel hidroalcohólico).

Una vez se han quitado la mascarilla, la deben guardar en una bolsa de tela o en un porta mascarillas.

5-No desechar bien la mascarilla

En caso de que tengan que cambiarse una mascarilla desechable, la escuela debe proporcionar un contenedor específico que tenga pedal (para no tener que tocar la papelera) y con una bolsa que se debe cerrar una vez se ha depositado la mascarilla, la cual debe ir después al contenedor de residuos. Solo ahí se deben tirar la mascarilla, es decir, nunca a la papelera común de clase y mucho menos, al suelo del patio o por los pasillos del centro escolar.

Lo último en Bebés

Últimas noticias