Las ventajas de comer brócoli en el embarazo

comer brócoli en el embarazo
Las ventajas de comer brócoli en el embarazo
Comentar

Somos perfectamente conscientes de que la alimentación es uno de los aspectos más importantes que debe cuidar la gestante. Por eso, no dudamos en darle a conocer productos que debe incluir en su dieta como son la avena, el calabacín, la berenjena…Precisamente ahora, en pro de seguir ayudándola en ese sentido, vamos a exponer las principales ventajas de comer brócoli en el embarazo.

Toma nota:

El brócoli

Lo primero que hay que tener claro es que el brócoli, también conocido por el nombre de brécol, es una planta de la familia de las brasicáceas, a la que pertenecen alimentos como la col de Bruselas, la coliflor o el llamado kale. Al parecer su origen se encuentra en Italia y fue muy consumido, sobre todo, en los siglos XVII y XVIII.

Hay que exponer que existen tres tipos diferentes de brócoli:

  • Los brotes de brócoli, que se identifican por sus tallos delgados y una gran variedad de cabezas.
  • El brócoli de Calabria, que se conforma por grandes cabezas de color verde y tallos muy gruesos.
  • La coliflor púrpura, que puede adquirir ciertos matices en el color que le da nombre y que presenta una cabeza en forma de coliflor.

Ventajas de comer brócoli en el embarazo

comer brócoli en el embarazo
Muchas son las ventajas de comer brócoli

Una vez que ya has podido descubrir algunos datos de interés acerca de ese alimento, llega el momento de que puedas descubrir cuáles son los beneficios de comerlo durante lo que es el embarazo:

Previene defectos congénitos

Sin lugar a dudas, uno de los aspectos más beneficiosos de tomar brócoli en el embarazo es que ayuda a prevenir que el feto pueda presentar defectos congénitos, como sería el caso de la espina bífida. Esto lo que consigue porque aporta al organismo importantes niveles de ácido fólico.

Reduce los riesgos de sufrir un parto prematuro

Muy en relación al punto anterior se encuentra este otro. En concreto, tenemos que señalar que esa aportación que realiza del citado ácido fólico también es realmente útil para evitar que la embarazada pueda sufrir un parto prematuro. De ahí el valor de comer el alimento citado durante la gestación.

Favorece el desarrollo del feto

Además de lo indicado, no podemos pasar por alto el hecho de que también viene a favorecer el desarrollo del bebé que viene en camino. Lo hace porque es un producto con una gran riqueza nutricional así como porque incluye desintoxicantes que son realmente beneficiosos para el organismo.

Ayuda a absorber el hierro

En esta lista de ventajas que trae consigo comer brócoli en el embarazo no podemos pasar por alto que el hecho de que ayuda a absorber bien el hierro permite que ponga su granito de arena para evitar que la mujer pueda sufrir anemia.

Evita el estreñimiento

De la misma manera, hay que hacer hincapié en el hecho de que contribuye a reducir las posibilidades de que la embarazada sufra estreñimiento y hemorroides. Lo logra porque es un alimento rico en fibra.

Fortalece los huesos

Otra de las más importantes ventajas de tomar este producto es que ayuda a que la mujer pueda contar con unos huesos fuertes. Eso es debido a que es un alimento rico en calcio, fósforo, magnesio y zinc.

Más datos de interés

comer brócoli en el embarazo
Salteado es como se puede comer brócoli

Además de los aspectos señalados hasta el momento, merece la pena que te demos a conocer otros datos realmente interesantes como son los siguientes:

  • Es un alimento rico en vitaminas. En concreto, aporta buenas cantidades de vitamina A, C, E y K. De ahí que sea un aliado perfecto para conseguir mejorar y fortalecer el sistema inmune.
  • Ayuda también a que el organismo pueda absorber el calcio de la mejor forma posible.
  • Las mujeres y hombres que quieran tener un hijo es recomendable, de igual modo, que incluyan el brócoli en su alimentación. ¿Por qué? Porque se considera que cuenta con una protección antioxidante con respecto a los óvulos y al esperma.
  • Las mejores maneras de comer brócoli durante la gestación son al vapor o salteado. Eso sí, en cualquiera de los casos se hace imprescindible lavarlo muy bien para evitar estar en contacto con productos tóxicos empleados en su cultivo. En cualquiera de los dos casos tendrá un buen sabor si se le añade un poquito de aceite de oliva y unas gotitas de zumo de limón.
  • No hay que excederse comiéndolo porque puede producir gases y flatulencias.
  • Mejora de forma contundente lo que es la salud ocular de la gestante.

Últimas noticias