ayuntamiento de palma

Los independentistas de Més en Palma boicotean la fiesta del Orgullo por su mercantilización

Sólo participarán en la manifestación reivindicativa y no en los actos festivos por su "turistificación"

El colectivo Ben Amics pide la cancelación de la fiesta 'Pride Week' y la dimisión de la edil Vivas de Podemos

Lluvia de críticas al Ayuntamiento de Palma por el carnaval y las «estupideces» de la semana LGTBI

Palma Orgullo
Una bandera arcoiris en un balcón. - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo.

Los independentistas de Més-Estimam Palma, que gobiernan en coalición con socialistas y Podemos en el Ayuntamiento de Palma, han anunciado este miércoles que no participarán en ningún evento de la Pride Week por no estar de acuerdo, bajo su juicio, «con la turistificación y mercantilización» del Orgullo. «Apostamos por un Orgullo LGTBIQ+ reivindicativo de los derechos y libertades, y organizado por movimientos sociales locales», ha señalado la formación en nota de prensa.

En este sentido, la portavoz del partido, Neus Truyol, ha mostrado su apoyo a las acciones organizadas por las entidades del colectivo, como Ben Amics, y ha informado que sí participarán en su manifestación reivindicativa, «como siempre».

«Pedimos a Podemos que, especialmente este último año de legislatura, ayude a estabilizar el gobierno municipal y no a erosionarlo. Debemos seguir impulsando políticas al servicio de la igualdad y el bienestar de la gente, en coherencia con los valores progresistas», concluyó Truyol.

Por su parte el colectivo Ben Amics ha reclamado la cancelación de la Pride Week, o la retirada de los fondos municipales, así como la dimisión de la regidora de Justicia Social, Feminismo e Igualdad de Podemos, Sonia Vivas, y que una persona «con la capacitación necesaria» asuma sus funciones.

«Podemos debería tener mecanismos para evitar estas indeseables actuaciones con dinero público», han apuntado.

La entidad reclama que el Ayuntamiento retire el apoyo económico a la organización de esta celebración, cifrada en unos 70.000 euros, «encargada a dedo» a Elle Global Community, una «fundación y empresa», reclamaron.

El portavoz del Ayuntamiento de Palma, Alberto Jarabo (Podemos), ha expresado, sin embargo, su deseo de que esta semana de fiesta LGTBI, que empezará el próximo viernes, se celebre «con la mayor tranquilidad posible».

«El colectivo LGTBIQ+ es muy diverso, y tiene diferentes maneras de querer celebrar su identidad, de aquí que la Junta de Gobierno haya aprobado este evento, que es además compatible con la marcha reivindicativa que habitualmente hace la entidad Ben Amics», manifestó el portavoz.

Asimismo, ha asegurado que la voluntad del Ayuntamiento es «acompañar al colectivo a disfrutar de esta semana, de su día y de su deseo de celebración», y ha reiterado que «lo que toca ahora es que todo el que quiera celebrar, lo pueda hacer, y que esta semana del Orgullo sea un éxito».

Por su parte el alcalde socialista, José Hila, ha pedido esperar a que tenga lugar antes de valorarlo, o tomar decisiones al respecto.

«Esperemos a que se celebre para juzgar si ha ido bien, mal o regular». «Estamos hablando mucho de una cosa que todavía no ha pasado. Que se haga y luego actuaremos con conocimiento de causa».

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias