ENTREVISTA AL PORTAVOZ DEL PP EN EL PARLAMENT BALEAR

Antoni Costa: «Armengol dice que es imposible bajar impuestos pero Ayuso ha demostrado lo contrario»

"El Govern gasta de forma alocada cuando lo que hay que hacer es bajar impuestos y aplicar reformas"

Sobre el apoyo de las patronales al Govern: "La Caeb debe preguntarse si realmente defiende los intereses de sus socios"

"Es un insulto que se cobre la ecotasa cuando no viene nadie y es un escándalo que el dinero se desvíe a conciertos"

Ver vídeo

Antoni Costa (Ibiza, 1976) es profesor y doctor en Economía por la Universitat de les Illes Balears y ahora portavoz del PP en el Parlament de las Islas. En esta entrevista analiza la difícil situación económica de Baleares y la gestión del Govern de izquierdas que preside la socialista Francina Armengol.  Como propuestas de su partido, Costa defiende una contención del gasto, la bajada de impuestos, la supresión progresiva de la ecotasa y la aplicación de reformas.

P.-¿Cómo ve la situación económica de Baleares?

R.-La crisis ha tenido unas consecuencias terribles en la economía de las Islas, algo nunca visto. En 2020 el PIB bajó un 20% y en 2021 hubo una recuperación que no es definitiva, es sólo un efecto rebote. Baleares fue la comunidad que más perdió y ahora es la que más crece pero este crecimiento se ha de consolidar y no vemos que el Govern de Armengol pueda conseguir este objetivos. Desde el PP lo que pedimos son reformas y unas de ellas sería la del sector turístico. Ahora se ha presentado la Ley Turística de la que nada sabemos.

P.-¿No estamos en la senda de consolidar la recuperación?

R.-Estamos muy lejos de consolidar la recuperación y ahora, encima, tenemos el grave problema de la inflación. La inflación es el peor impuesto que existe. Afecta especialmente a las rentas más bajas, a los alimentos, a los productos básicos, a la energía… La inflación arruina a las empresas y a los ciudadanos.

P.-¿El Gobierno de la nación es culpable de la inflación?

R.-Es culpa de España y de Europa. Cuando el Banco Central Europeo hace políticas monetarias muy expansivas, la consecuencia es la inflación. La energía ha subido como nunca y luego ha surgido la subida generalizada de precios. Era necesario inyectar gasto publico para afrontar la crisis, sin duda.  Pero ahora estamos al final de la pandemia y lo que hay que hacer es controlar el gasto. Ya basta de despilfarrar y no hablamos de restricciones, hablamos de estabilidad presupuestaria. Las deudas se pagan. Hemos de regresar al rigor presupuestario, hemos de bajar impuestos y aplicar reformas. Así se controla la inflación y no tirando más carbón a la locomotora. Además, el Banco Central Europeo ya ha dicho que irá reduciendo la compra de deuda. En España no se ha disparado la Prima de Riesgo gracias a la compra de deuda pero ahora hay que dar credibilidad a los mercados.

P.-Y el Govern de Armengol, ¿qué puede hacer?

R.-En primer lugar aceptar el Régimen Fiscal Especial para Baleares, el REB, y en segundo lugar, bajar impuestos. La inflación es más acentuada en Baleares por el efecto de la insularidad y por esto necesitamos el REB. Es lamentable que en el Senado el PSOE haya votado en contra del REB que había negociado y consensuado en Baleares.

P.-¿Qué opina de la gestión económica del Ejecutivo de Armengol?

R.-Hay muchas deudas y mucho despilfarro. La gestión económica de Francina Armengol es una típica gestión de un gobierno de izquierdas. No nos sorprende en absoluto. En la crisis anterior ya se hizo exactamente lo mismo por parte de un gobierno de izquierdas, un gobierno que practica el manirroto a la hora de gastar, donde se gasta sin contemplaciones. Esto forma parte de la política económica de los gobiernos de izquierdas: gastar todo lo que se pueda, supuestamente para incentivar una actividad económica.

P.-¿Es perjudicial tanto gasto?

R.-Cuando vengan las vacas flacas no se podrá gastar tanto y volveremos a las situaciones de crisis. Cuando se genera esta dependencia del gasto público y no se hacen las reformas estructurales que España y Baleares requieren, evidentemente no se genera un crecimiento consolidado en el tiempo. Necesitamos un crecimiento vital, un crecimiento vinculado a la productividad, a la competitividad, al esfuerzo de las empresas, de los trabajadores. Lo que genera Armengol no es un crecimiento sostenible.

P.-¿Se sigue aumentando el gasto público?

R.-Lo que ha hecho Armengol de cara al 2022 es nada menos que aumentar un 10% el gasto, unos  500 millones de euros más de gasto público. Evidentemente, sin bajar ni un solo impuesto, todo lo contrario, subiendo algún impuesto como el de Transmisiones Patrimoniales. Es una política equivocada que no compartimos. Gastar mucho implica impuestos en el futuro para poder financiar ese gasto. No hablamos de recortes, hablamos de rigor. Nosotros le hemos propuesto a la señora Armengol que  no incremente el gasto en 500 millones, que gaste menos y aprovechemos la ocasión para bajar los impuestos.

P.-¿Es factible bajar impuestos?

R.-Desde 2019 venimos reclamando la bajada de impuestos a los ciudadanos por una razón muy sencilla, porque según diversos estudios, Baleares es la comunidad con la mayor presión fiscal. Nosotros siempre hacemos un planteamiento de bajadas de impuestos mientras el PSOE nos dice constantemente que esto no se puede hacer porque se destruiría el estado del bienestar. Pues bien, la evidencia empírica nos dice que esto no es así y lo han demostrado Isabel Díaz Ayuso en Madrid o Juanma Moreno en Andalucía. También Feijóo en Galicia o López Miras en Murcia.

P.-¿Qué impuestos bajaría en Baleares?

R.-En primer lugar, el tramo autonómico del IRPF. Lo bajaríamos medio punto para las rentas inferiores a 30.000 euros y un cuarto de punto para las rentas superiores a estos 30.000 euros. En segundo lugar, eliminaríamos el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones entre padres e hijos. En caso de herencias a hermanos, primos o sobrinos proponemos una rebaja del 50%
de la tributación actual. Ahora mismo, la tributación cuando hereda un hermano, por ejemplo, es brutal. Además, las herencias en vida tiene que pasar a pagar cero euros cuando sean de padres a hijos. Hemos dicho  también que hay que eliminar el Impuesto sobre el Patrimonio en Baleares y hay que hacerlo en dos fases: en una primera fase debemos regresar al impuesto que teníamos en 2015 y que Armengol subió en más de un 40% en 2016. En un segundo escenario, debemos eliminar este Impuesto sobre el Patrimonio en Baleares. En cuarto lugar, lo hemos dicho
también, hay que hacer política de vivienda. ¿Quién tiene más dificultades para acceder a una vivienda en Baleares? Todo el mundo, pero especialmente los jóvenes. Entonces hay que hacer una política impositiva favorable para que los jóvenes puedan comprar una vivienda.

P.-¿Cómo se puede facilitar a los jóvenes el acceso a la vivienda?

R.-Se trata de facilitar hipotecas, que se puedan avalar desde el sector público para jóvenes. Y además,  ¿cómo es posible que queriendo incentivar la compra de vivienda para jóvenes, les cobremos a los jóvenes el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales? No tiene sentido.

P.-¿Cuál es la deuda actual de Baleares?

R.-Supera ampliamente ya los 9.000 millones de euros. Es una deuda muy elevada y esta deuda supone un riesgo muy elevado de cara a su refinanciación. Ahora, la deuda de Baleares, como la de otras comunidades autónomas, se sostiene gracias a la financiación del Estado, que a su vez se financia con compras de deuda por el Banco Central Europeo. A nadie se le escapa que con una deuda de 9.000 mil millones de euros y unas amortizaciones de deuda de más de mil millones de euros anuales Baleares tendrá muchísimas dificultades para refinanciarla.

P.-¿Y qué opina de la gestión de los Fondos Europeos en Baleares?

R.-La gestión de los Fondos Europeos es una cuestión que realmente nos preocupa muchísimo, tanto al PP de Baleares como al PP a nivel nacional. Nadie duda de que los Fondos Europeos constituyen una oportunidad, un ejercicio de solidaridad de Europa nunca visto. Nunca hemos tenido la posibilidad de gastar 7.000 millones de euros en España. Una parte muy importante de este  dinero vendrá a Baleares y evidentemente es una oportunidad única pero debemos saber aprovecharla. La sensación es que esto se va a convertir en un nuevo Plan E. Me lo han manifestado ya las empresas. En Baleares se ha hecho un plan de inversiones pero el 80% es inversión pública y sólo un 20% es  inversión privada. Esto ya da un indicio claro de por donde van los tiros. El plan de inversiones ha tenido una
participación prácticamente nula de lo que es el tejido productivo de Baleares. Es un plan que no está consensuado. Nosotros siempre ponemos el ejemplo de Málaga, donde hay un consenso total y absoluto.

P.-¿En qué invertir?

R.-Al mismo tiempo que la señora Armengol y el señor Negueruela le exigen al sector privado y a los establecimientos turísticos que mejoren en cuanto a medio ambiente, el propio Govern es el que contamina con aguas fecales las costas de las Islas Baleares. Hay un sistema de depuración y saneamiento de aguas que da vergüenza ajena. Armengol nos habla, por ejemplo, de ahorro de agua en el sector turístico cuando todo el mundo sabe que las canalizaciones que existen en Baleares pierden el 40% del agua.

P.-Ustedes presentaron enmienda a la totalidad de los presupuestos.

R.-El principal punto en el que estamos en desacuerdo es el exceso de gasto, un 10% más de gasto. Es imprudente, es irresponsable y responde a fines electoralistas. Se hace un  gasto desproporcionado en un año preelectoral. Hay que gastar menos y no gastar en cosas que son irrelevantes para los ciudadanos como es la Oficina Anticorrupción. Es evidente que
hay una duplicidad clarísima con la Sindicatura de Cuentas, con la Fiscalía, con la Intervención General de la Comunidad Autónoma y la propia Oficina Anticorrupción. No nos podemos gastar 1,3 millones de euros con esto. Se gasta de forma desesperada, alocada. También presentamos una enmienda a la totalidad porque no se hace lo que creemos que se tiene que hacer, que es bajar los impuestos.

P.-Ha mencionado la Oficina Anticorrupción. Parece que no hay mucho interés en nombrar al nuevo director.

R.-La creación de esta Oficina tenía un objetivo que no se ha producido y que era machacar al PP.  Jaime Far le ha salido rana al pacto de izquierdas y lo que ha sucedido en la práctica es que el señor Far ha actuado de forma independiente y ha cuestionado la gestión de la izquierda. La investigación de la campaña de vacunación es una evidencia clarísima. Ha molestado profundamente al PSOE y esta situación ha provocado que le hayan hecho sino la vida imposible a Jaime Far. Por esto se ha ido.

P.- Al hablar de impuestos no ha citado la ecotasa.

R.-Proponemos en primera instancia bajar a la mitad la tarifa en verano y eliminarla en invierno. Esto en una primera etapa y en una segunda
etapa la propuesta es acabar con este impuesto. La ecotasa es un impuesto que incide sobre la competitividad y del mismo modo que proponemos a nivel nacional un IVA reducido, también proponemos la desaparición progresiva de la ecotasa.

P.-¿Y qué opina sobre el destino de los fondos de la ecotasa?

R.-Es insultante que durante el año 2020, en plena crisis económica y con una debacle sin precedentes, se haya tenido la caradura de seguir cobrando la cuota a los pocos turistas que han llegado. Lo mismo ha sucedido en la temporada 2021. Es una vergüenza que los turistas hayan tenido que pagar la ecotasa y más vergüenza todavía es que se haya destinado el dinero para pagar conciertos y para otras finalidades que nada tienen que ver con el turismo y el medio ambiente.

P.-Sobre la Ley Turística que Armengol ha presentado en Fitur, los hoteleros no se han mostrado muy combativos, incluso los grandes la apoyan. 

R.-Yo no daría por hecho que los hoteleros apoyen la Ley Turística. De momento, no sabemos qué dice esta ley,  parece que nadie conoce la letra pequeña. Nos gustaría conocer algo. Es una ley fundamental y nosotros hemos ofrecido sistemáticamente consenso a la señora Armengol. Por cierto, también le ofrecimos consenso en el tema de los Fondos Europeos. Estamos cansados de ofrecerle consenso a Armengol. Ya veremos si cuando se conozca la letra pequeña de la ley el sector hotelero la apoya o no.

P.-En cualquier caso, tanto la patronal hotelera como la patronal empresarial Caeb son ahora poco beligerantes con el Govern de izquierdas que preside Armengol. 

R.-La patronal hace lo que estiman conveniente, del mismo modo que lo hace el Partido Popular. Nosotros no entendimos que nos invitaran a una mesa para hablar del Plan de Reactivación económica donde los platos de lentejas estaban cocinados y sin posibilidad de poner ningún tipo de ingrediente ni modificar la cantidad de sal. Pues esto no lo aceptamos. Y como lo entendemos así y como nosotros somos un partido de gobierno que tenemos una propuesta alternativa al Govern de Francina Armengol,  no estamos dispuestos a perder el tiempo e ir a mesas donde sencillamente se informa, pero no se puede modificar nada porque todo viene impuesto. Pero ya digo, las patronales, pues evidentemente son autónomas, toman sus decisiones en función de los parámetros que que creen convenientes. Aquí no tenemos mucha cosa más que decir. Las patronales deberán preguntarse si realmente defienden o no a sus asociados. Esta es la finalidad última de una patronal, defender los intereses de sus asociados.

P.-¿Qué reformas plantea para el sector turístico?

R.-Hay que aumentar la calidad, es lo prioritario. Hay establecimientos que todavía deben reformarse o que deben reconvertirse. Hay que facilitar la reconversión no sólo del sector hotelero, también de la oferta complementaria, que debe aumentar en calidad. No se tratar de prohibir ni de imponer, se tratar de ofrecer incentivos, es lo que siempre hemos dicho y ahora, con los Fondos Europeos, tenemos el instrumento para fomentar la política de incentivos. Las reformas estructurales son básicas para que Baleares vuelva a una senda de crecimiento sostenido basado en la competitividad y en la generación de puestos de trabajo de calidad. Armengol no va por este camino, quiere seguir con el prohibicionismo y las imposiciones.

 

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias