Salud

Cómo moverse en bicicleta con niños

bicis
0 Comentar

Moverse en bicicleta por la calle resulta cada vez más habitual. Si quieres saber cuáles son las mejores ciudades españolas para acoger a los ciclistas, una encuesta realizada por la OCU sitúa en los primeros puestos a San Sebastián, Vitoria y Sevilla. Resultan seguras, cuentan con buenas infraestructuras, además de tener buenas señalizaciones, disponibilidad de bicicletas de alquiler en las zonas más concurridas y el cumplimiento de la normativa por parte de conductores, ciclistas y peatones. Hoy te enseñamos cómo moverse en bicicleta con niños.

La bicicleta se presenta como un medio ecológico para realizar turismo y conocer lugares nuevos. A lo largo de todo el país se pueden encontrar multitud de rutas, identificadas en ocasiones como sendas naturales. Desde 1993 existe una red de vías interurbanas que transcurren sobre vías pecuarias, antiguos caminos públicos, caminos de sirga, cales y vías de tres en desuso.

La actual red cuenta con unos 8.800 kilómetros de longitud, que se dividen en siete sectores distintos, como son el Noroeste (43 rutas), Noroeste (25 rutas), Centro (18), Sur (13), Este (7), Canario (6) y Balear (2). De estas sendas, en torno a 1.200 kilómetros coinciden con las populares Vías Verdes, que son aptas para circular en bicicleta en todo su recorrido y que aprovechan antiguas vías de tren.

Las rutas urbanas y las interurbanas se clasifican en función del grado de dureza. La mayoría de las sendas y rutas de España resultan aptas para todo tipo de personas, incluso para los niños. Hay rutas que se pueden alargar más de la cuenta debido a su extenso recorrido, así que procura elegir una que se adapte a las condiciones de todos los miembros de la familia.

Consejos para circular en bici con niños

Cuando tengas que realizar una ruta en bicicletas con niños, lo principal es evitar las sorpresas desagradables, así que organiza recorridos sencillos, que tengan pendientes a favor y realizar paradas espontáneas para descansar. Resulta complicado salir en bici con los pequeños de la casa, sobre todo porque siempre encuentran alguna excusa para detener la marcha, como puede ser el aburrimiento, la sed, las ganas de ir al baño o el hambre. Una vez que se tengan en cuenta sus limitaciones, habrá que ir añadiéndole algo de dificultad al recorrido. De esa manera conseguirán adquirir confianza y resistencia.

En cualquier caso, para evitar la mayoría de estos problemas, puedes salir con algún sistema de remolque que permita enganchar la bicicleta del adulto con la del menor. Así cuando se encuentre cansado no tendrá que mover los pedales.

También al escoger una ruta hay que evitar las zonas que tengan tráfico de vehículos a motor. En el caso de que no nos quede otro remedio, para anticiparnos de posibles peligros nos situaremos detrás de ellos para resultar más visibles ante los coches que se acerquen por detrás.

Por suerte, en muchos medios de transporte como el autobús, el metro o el tren ya se admiten las bicicletas, así que cuando hagáis un viaje muy largo ya no tendréis que regresar a casa pedaleando. Tiene más ventajas de lo que te piensas.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias