Violación en nochevieja

‘La manada valenciana’ trasladó en coche a su víctima durante 18 kilómetros antes de violarla

violación
Momento de la detención de los cuatro ecuatorianos en Callosa. (Vídeo: Europa Press)

La Guardia Civil considera que «La Manada» empezó los abusos en Benidorm, donde podrían haber abusado de otras mujeres

Los cuatro hombres españoles y origen ecuatorianos de 19, 21, 22 y 24 años conocidos como ‘La manada valenciana’ encarcelados por la agresión a una joven de 19 años en Callosa d’En Sarrià, en Alicante, dieron comienzo a los abusos a 18 kilómetros del lugar donde violaron a la chica de 19 años durante la fiesta de nochevieja en una vivienda de Callosa d’En Sarrià. Esa es la distancia que recorrieron con su víctima dentro el vehículo, antes de violarla en una casa de este segundo pueblo.

La Guardia Civil, que investiga lo sucedido, considera que los cuatro hombres -uno de ellos con antecedentes policiales anteriores por violencia de género- habrían empezado a abusar de otras mujeres horas antes de lo sucedido en Callosa, en la localidad de Benidorm, donde empezaron la fiesta de año nuevo y donde también habrían abusado de la víctima. El inquilino de la vivienda donde se celebraba esta primera fiesta se habría percatado de lo que sucedía, motivo por el cual decidió poner fin a la fiesta.

Los agentes mantienen abierta la investigación, después de que el juez mandará a prisión provisional a la cárcel de Fontcalent a los cuatro hombres, ya que sospechan que como mínimo podrían haber abusado de otras dos mujeres en Benidorm, aunque no descartan que la cifra de mujeres afectadas por esta banda pueda ser aún superior.

La Guardia Civil y la Policia Local de Callosa d’En Sarrià procedieron a la detención de los cuatro varones después de recibir el aviso de la familiar de uno de ellos, tras encontrar en el sótano de la vivienda donde celebraban la nochevieja a una joven desnuda de cintura para abajo. La chica, de 19 años, no sabía como había llegado hasta allí ni qué había hecho durante la noche, además de presentar síntomas de ir bajo los efectos del alcohol y las drogas.

La mujer se quejó a los agentes de dolores en los genitales, motivo por el cual fue trasladada al Hospital Comarcal de la Marina  Baixa, en la Villa Joyosa. Allí, tras pasar un reconocimiento médico que certificó el abuso sexual, recibió atención psicológica. El vídeo localizado por los investigadores en el teléfono de uno de los detenidos y el relato de los testigos, que vieron a uno de los cuatro varones abalanzado sobre ella y otro subiéndose los pantalones prueban lo sucedido.

Conocía a dos de sus agresores

Fuentes cercanas a los agresores de Callosa d’En Sarrià aseguran que la víctima conocía a dos de sus agresores. Fue por ese motivo que, tras pasar parte de la fiesta de fin de año en Benidorm, sobre las cinco de la madrugada aceptó la invitación de ir con ellos a la casa de campo de unos familiares en este municipio situado a 18 kilómetros del litoral alicantino, después de haber sido drogada por sus agresores.

Fue tras tomar varias copas en la casa de Callosa cuando se sucedieron los hechos. Da la casualidad que la mujer no recuerda nada a partir de la ingesta de ese alcohol, que podría contener droga para anular su voluntad. No obstante, los investigadores creen que al llegar a esta segunda fiesta la joven prácticamente ya no podía andar sola. 

Últimas noticias