La Guardia Civil halló ADN y pelo de la víctima dentro del maletero del vehículo de ‘el Chicle’

El Chicle
El Chicle participa en la reconstrucción de la muerte de Diana (EFE).

Los agentes de la Guardia Civil hallaron ADN y pelo de la víctima de la agresión de Boiro dentro del maletero del vehículo de José Enrique Abuín Gey, alias 'El Chicle'.

Así lo han determinado los peritos de la Unidad Central de la Guardia Civil, especialistas en ADN, que han comparecido en la segunda sesión del juicio, que se celebra desde este miércoles en la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago. Los guardias civiles recibieron en su momento para su análisis restos del interior del vehículo de Enrique Abuín, conocido como ‘el Chicle’, así como de la palanqueta que, según él dijo, llevaba en la mano en el momento del forcejeo, ya que había intentado forzar un coche.

De entre todas las muestras, los agentes localizaron ADN de la víctima (con una seguridad de más del 99%) en el “paso de la puerta del maletero”, así como dos pelos de ella en el interior del maletero. Esto desdice la versión del Chicle, que asegura que el forcejeo se produjo lejos de su vehículo y que en ningún momento abrió el maletero o trató de meter a la joven dentro.

Por otra parte, en la palanca que portaba Abuín Gey (y que, según su versión, la joven pudo confundir con un cuchillo), solo se ha encontrado ADN del Chicle.

Otro de los peritos que han declarado este jueves ha explicado que, aunque desde marzo a diciembre de 2017, Enrique Abuín hizo uso de un nuevo vehículo adquirido a inicios de año (un Audi A4), el día de la agresión empleó su antiguo coche, un Alfa Romeo.

Sobre estos modelos, ha apuntado que la diferencia radica en que el Alfa Romeo tiene un “maletero estanco”, esto es, que no es posible pasar de él al habitáculo, mientras que en el Audi A4 una persona encerrada en el maletero podría llegar a acceder al interior del coche a través de la “bandeja deslizante”.

Mismo modus operandi

Dos peritos de la Policía Judicial de la Guardia Civil han indicado este jueves que, dentro de la investigación de la agresión sufrida por una joven en Boiro, de la que se acusa a Enrique Abuín, alias El Chicle, establecieron paralelismos con las investigaciones anteriores en las que habían tenido en cuenta al hombre, tanto el caso Diana Quer como la supuesta agresión a su cuñada, y, ante protestas del presidente del tribunal, uno de ellos ha añadido: “Me parece muy raro que 12 años antes su cuñada se inventase el mismo modus operandi que describe la víctima”.

Durante la segunda jornada del juicio en la Audiencia Provincial con sede en Santiago, el juez ha mostrado su disconformidad en varias ocasiones por las referencias a la desaparición de Diana Quer y al caso sobre la supuesta agresión sexual sufrida por la cuñada de ‘el Chicle’.

Los agentes, que han comparecido como peritos, han señalado que basaron parte de sus consideraciones a la hora de detener a Enrique Abuín en las “similitudes” con “otros casos” que se investigaban en el mismo cuerpo. No obstante, el presidente del tribunal ha rechazado estas consideraciones alegando que “difícilmente” se pueden “tener en cuenta hechos derivados de otros procesos que no han sido enjuiciados”, reclamando “datos objetivos”.

No obstante, los agentes han incidido en que las otras investigaciones tuvieron influencia a la hora de determinar un mismo “modus operandi” de El Chicle, dado que los criminales “reincidentes” suelen operar siempre de una manera similar, lo que, en su opinión, da credibilidad al relato de lo sucedido en Boiro. “Me parece muy raro que 12 años antes su cuñada se inventase el mismo modus operandi que describe la víctima”, ha destacado el perito, en referencia a la acusación de agresión sexual en aquel caso.

También ha establecido similitudes entre el caso de Boiro y el de Diana Quer, con víctimas jóvenes que “caminaban solas” por lugares aislados, “sin posibilidad de ser auxiliadas”, “ensimismadas” mientras utilizaban su teléfono móvil.

Últimas noticias