Curiosidades

Esta joven sortea su herencia de 3.600 millones: ¿puedes optar a recibir ese dinero?

Hay 10.000 personas que pueden recibir este suculento patrimonio

Marlene Engelhorn
Marlene Engelhorn ha renunciado al 90% de su patrimonio

Algunos millonarios tienen fama de estar lejos del mundo real y de no ser consciente de los problemas que hay en la sociedad, pero este no es el caso de la austriaca Marlene Engelhorn, quien tiene el su poder un suculento patrimonio del que quiere desprenderse. ¿El motivo? Su intención es dar visibilidad a lo importante que es repartir la riqueza, pues es consciente de que la gente no ha tenido la misma suerte que ella. Se considera profundamente afortunada e insiste en que no ha hecho nada especial para ser una de las mujeres más ricas del mundo. Por eso ha hecho una selección entre 10.000 personas de Austria para donarles su herencia.

No, tú no puedes entrar dentro de este sorteo, pues ha sido la propia Marlene Engelhorn la que se ha encargado de seleccionar a los candidatos. El primer requisito era que fuesen austríacos, pero lo cierto es que no ha puesto demasiadas normas. Ha elegido a gente cuya edad va de los 16 a los 50 años y está convencida de que ha tomado una decisión excelente. Estos ciudadanos son una representación de todos los estratos sociales que hay en Austria y se reunirán en Salzburgo de marzo a junio para presentar sus proyectos.

Marlene quiere que los elegidos tracen un plan y le convenzan para llevarse el botín. El objetivo es que el dinero sea destinado a una buena causa. Estamos hablando de 3.600 millones que deben tener un buen final. En caso de que el multitudinario grupo no le presente una propuesta válida, la fortuna regresará a su poder y será ella la que decida qué hacer con la misma. Insiste en que hay mucho dinero en juego, pero lo importante es que este dinero puede construir una sociedad mejor y ese es su verdadero sueño. Es lo que quiere comprar con su herencia.

¿Por qué tiene Marlene Engelhorn tanto dinero?

Marlene Engelhorn es la heredera de una multinacional química de origen alemán valorada en 4.000 millones de euros. Pero, en lugar de disfrutar de la riqueza infinita que ha adquirido gracias a su familia, la joven de 30 años está dispuesta a acabar con la desigualdad financiera que hay en su país. Siempre ha sido consciente de lo que estaba pasando en Austria y considera muy injusto que haya gente que viva en ciertas condiciones cuando ella puede tener a su alcance cualquier tipo de lujo o excentricidad. Su objetivo es que todo el mundo tenga acceso a las mismas oportunidades.

Hace siete días, la heredera participó en el Foro Davos y desarrolló su propuesta en un tono formal. Le acompañaron las 250 personas más poderosas del mundo, incluyendo a Abigail Disney, quien ha heredado todos los beneficios que genera la mítica compañía de animación. Estos millonarios firmaron una carta para comprometerse a luchar contra la brecha que hay entre las clases sociales. También animaron a la clase política a tomar medidas para que no haya tantas diferencias económicas.

Marlene no se siente cómoda con las decisiones que ha tomado la clase política, por eso se ha visto obligada a pasar a la acción. Afortunadamente tiene capacidad para llevar a cabo unas medidas que considera completamente necesarias, pero recuerda que es una privilegiada y que hay muy poca gente en su situación. De ahí que sienta la necesidad de dar un paso adelante. «Si los políticos no hacen su trabajo y redistribuyen, entonces tendré que redistribuir mi riqueza, yo misma», ha comentado después de explicar el plan que quiere llevar a cabo.

Marlene Engelhorn ya ha elegido a los candidatos

Marlene ha rechazado el 90% de su fortuna porque considera que puede hacer algo mejor con el dinero: cambia el mundo. Es plenamente consciente de que su herencia está al alcance de un porcentaje mínimo de la población austriaca, por eso ha elegido a 10.000 personas para que le ayuden a modificar las normas establecidas. Su intención es que alguien le presente una propuesta interesante que ayude a acabar con la pobreza, algo que por suerte ella no conoce, pero nunca ha perdido el norte y sabe que hay demasiada gente afectada por este problema social.

«He heredado una fortuna y con ella un poder, sin haber hecho nunca nada para merecerlo. Y el Estado ni siquiera quiere que pague el impuesto de sucesiones», ha comentado para justificar su postura. Según los datos publicados por fuentes oficiales, Austria es el cuarto estado de la Unión Europea con menor distribución de la riqueza. La iniciativa de la heredera desafía al administración pública y al sistema fiscal austríaco.

Gracias a Marlene, ahora todo el mundo sabe que en Austria el 1% de la población tiene el 40% de la riqueza. Es justo este dato el que quiere cambiar la protagonista de nuestra noticia. Sabe que no será un camino fácil, por eso ha dado varios meses de plazo hasta reunirse con los candidatos. Quiere que tracen un buen plan para que entre todos puedan encontrar la solución.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias