Dos de los detenidos de La ‘Manada’ de Alicante dicen que habían bebido y no recuerdan nada

Manada
Uno de los detenidos de la Manada de Alicante (EFE).

Dos de los cuatro detenidos por la supuesta violación en grupo de una joven de 19 años en Nochevieja en Callosa d'En Sarrià (Alicante) han aducido ante el juez que se encontraban bajo los efectos del alcohol y las drogas y que no recuerdan "nada" de lo sucedido.

El abogado de estos dos arrestados (españoles de origen ecuatoriano de 19 y 24 años), Joaquín Ródenas, ha relatado que, en todo caso, sus dos defendidos han mantenido ante la Guardia Civil y el juzgado de Instrucción número 4 de Villajoyosa que no mantuvieron relaciones sexuales con la víctima.

Los dos arrestados han admitido haber estado “de fiesta” durante la Nochevieja y que, tras abandonar un bar de copas en Benidorm, acudieron a una vivienda en la misma población junto a más personas y a la víctima para continuar consumiendo.

En sus declaraciones, han añadido que “apareció” una bebida que “no saben quien la llevó” y que a partir de ahí no recuerdan nada, por ejemplo cómo se trasladaron a la vivienda de Callosa d’En Sarrià donde ocurrió la presunta violación.

“No recuerdan nada, ni siquiera cómo llegaron a Callosa d’En Sarrià”, ha insistido el abogado antes de recalcar que sus defendidos “niegan que hubiera relaciones sexuales” con la joven de 19 años.

El letrado ha rechazado, además, que se pudiera haber utilizado la sustancia burundanga y ha sostenido que la víctima ha admitido en su declaración judicial que consumió cannabis y cocaína, además de alcohol.

De sus defendidos, también ha subrayado que desconoce que hayan podido haber participado en otras agresiones sexuales previas de grupo y ha asegurado que se trata de “dos chicos sin antecedentes ni problemas sino que son gente trabajadora y normal”.

Ródenas ha manifestado que las familias de sus dos patrocinados se hallan en una “situación horrible” y viven estos días con “asombro” por lo que escuchan y “pesadumbre”.

Los investigadores de la supuesta violación rastrean ahora los teléfonos móviles de los cuatro detenidos. Fuentes próximas al caso han informado  de que los agentes de la Guardia Civil tienen a su disposición el contenido de los terminales móviles, una vez obtenida la autorización del titular del juzgado de Instrucción número 4 de Villajoyosa, que lleva este caso.

En uno de esos móviles se ha hallado el vídeo de unos 5 minutos de duración en el que, supuestamente, se refleja la agresión sexual cometida sobre la joven de 19 años.

Las imágenes han sido calificadas “repugnantes” y “muy desagradables” por el abogado de la víctima, Francisco González, quien cree que será determinante durante el previsible enjuiciamiento de los investigados.

Más de 300 personas se han concentrado este lunes en la localidad para expresar la condena y repulsa “unánime” a la agresión sexual. El alcalde del municipio, Josep Saval, ha asegurado que en casos de violencia contra las mujeres “no se dará ningún paso atrás” y se seguirán reivindicando “los recursos necesarios para combatir esta lacra”.

A la concentración han asistido miembros de la corporación municipal, de la Conselleria de Igualdad, de la Subdelegación en la provincia, representantes municipales de localidades vecinas, integrantes de asociaciones comarcales de víctimas de violencia de género, alumnos del Instituto Rodolfo Llopis y del colegio Almedia, así como numerosos vecinos, con el fin de expresar su “más enérgica condena y rechazo a esta nueva agresión, así como su apoyo y cercanía hacia la víctima y su entorno”.

Saval ha leído un manifiesto en el que incidido en que la violencia machista es “una grave vulneración de los derechos humanos, y un problema social de primer orden que atenta contra la dignidad y la integridad física y moral de las mujeres que la sufren”, al tiempo que ha insistido en la necesaria “implicación del conjunto de las instituciones del Estado” en la lucha para erradicar la violencia machista.

Últimas noticias