El Gobierno ofrece al pesquero español el puerto de Malta para desembarcar a los 11 inmigrantes

Comentar

El pesquero español, a 13 millas del puerto de Malta, ha transferido ya a los 11 náufragos a una embarcación de los guardacostas malteses. “Ya está todo terminado. Sí señor, ya todos estamos muy contentos, y ellos más”, ha manifestado el capitán de la embarcación, Pascual Durá, en un mensaje radiofónico recogido por Europa Press.

Los migrantes desembarcarán en el puerto de Malta esta misma mañana, aunque el Gobierno español no ha precisado de momento si se quedarán en ese país o se repartirán entre varios países de la Unión Europea, como ha sucedido en ocasiones anteriores. “Lo más importante ahora es que desembarquen y se recuperen en tierra”, han apuntado a Europa Press fuentes de Vicepresidencia, que no han aclarado si hay encima de la mesa un posible acuerdo para distribuirlos.

“TARDE, MAL Y SIN ESCRÚPULOS”

“El Gobierno indica ahora a ‘Nuestra Madre de Loreto’ que ponga rumbo a Malta. Tarde, mal y sin escrúpulos”, ha lamentado a través de su cuenta de Twitter el fundador de la ONG Proactiva Open Arms, Óscar Camps. “Jugando con la seguridad de las personas, 10 días sin noticias, un temporal duro, una persona evacuada en helicóptero y un alto riesgo para toda la tripulación”, ha denunciado.

Ayer por la noche, la tripulación del pesquero, cuya base está en Santa Pola (Alicante) decidió poner rumbo a España ante la “critica” situación por la amenaza de temporal y su negativa a dirigirse a Libia, a pesar de no contar con el permiso de las autoridades a entrar en aguas territoriales ni tener asignado un puerto español para desembarcar. Poco después, ya de madrugada, recibieron la autorización del Gobierno de Pedro Sánchez para amarrar en Malta.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había pedido al patrón del ‘Nuestra Madre de Loreto’ que cumpliera con la legislación comunitaria e internacional y se dirigiera “al puerto seguro más próximo”, según explicó el mandatario en la rueda de prensa posterior a la reunión del G20 en Buenos Aires.

El Gobierno español había estado negociando con Libia para dar una solución a la situación del pesquero, y también haciendo gestiones ante los ejecutivos de Malta e Italia, que hasta el momento se habían negado a permitir el desembarco.

“La política migratoria europea debe ser común. Todos debemos cumplir las normativa internacional y comunitaria”, ha señalado el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad en un comunicado, en el que asegura que anoche avisaron al patrón del barco de que podía dirigirse a Malta.

Desde el primer momento, el Gobierno destaca que ha estado realizando gestiones para que el barco, que está en aguas internacionales, “fuese a un puerto seguro y cercano” y asegura que ha mantenido contacto “permanente” con el patrón a través de SASEMAR, los servicios de salvamento marítimo que dependen del Ministerio de Fomento.

Desde CEAR, han puesto a disposición su servicio jurídico para ofrecer asistencia jurídica a todas las personas rescatadas.

Últimas noticias