Decenas de vehículos atascados en la A-67 por nieve en Montabliz y Aguilar de Campoo

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha informado del embolsamiento de vehículos en la mañana de este lunes en Aguilar de Campoo (Palencia) debido a la situación de la A-67, que ha estado cortada en territorio cántabro durante varios minutos y actualmente está cerrada para camiones y vehículos articulados y para circular por ella son obligatorias las cadenas o neumáticos de invierno.

Según los datos de la web de la DGT, se embolsan vehículos en Aguilar de Campoo desde las 10.54 horas, en el aparcamiento situado en el kilómetro 103 de la A-67 en dirección Santander.

La DGT también informa de que actualmente, la A-67 se encuentra en nivel rojo por nevada entre Mataporquera y Arenas de Iguña (Cantabria), donde está prohibido el paso de camiones y articulados, mientras que el resto de vehículos necesitan cadenas o neumáticos de invierno.

Atrapados en el viaducto de Montabliz

Efectivos de la Guardia Civil de Tráfico de Cantabria han liberado este lunes, poco antes de las 11.00 horas, a decenas de vehículos que se encontraban inmovilizados en la autovía A-67, a la altura del viaducto de Montabliz (Cantabria), debido a la intensa nevada que se produjo en pocos minutos e impedía la circulación.

Esta rápida intervención ha permitido solventar una situación de riesgo de posible colapso de la vía e, incluso, que los ocupantes de los vehículos quedaran atrapados, ha destacado este Cuerpo en un comunicado.

También el pasado viernes, día 9, agentes de la Guardia Civil tuvieron que auxiliar a una quincena de vehículos ocupados por unas 40 personas, entre ellas menores, que se encontraban en diferentes tramos de la carretera CA-183, que da acceso a la estación invernal de Alto Campoo, donde se había acumulado una gran cantidad de nieve y hielo debido a una enorme ventisca, que reducía la visibilidad a unos escasos dos metros de distancia.

A-67
Trabajos en la carretera por la nieve (Foto: EFE)

Pese a existir paneles luminosos que indicaban que la vía se encontraba cerrada para todo tipo de vehículos, patrullas del puesto de Espinilla y de Tráfico encontraron entre los kilómetros 18 y 19 a una quincena de vehículos, algunos cruzados bloqueando la vía, mientras que otros no podían continuar debido a la gran cantidad de nieve y hielo, unido a la escasa o nula visibilidad.

Los vehículos estaban ocupados en su mayoría por familias que pretendían llegar a segundas residencias en esa zona, así como por menores con monitores que tenían previsto pernoctar en uno de los albergues de Alto Campoo.

Ante la imposibilidad de recorrer los seis kilómetros que quedaban para llegar a la estación, se consiguió dar la vuelta a los vehículos, solicitando apoyo de un quitanieves para que vertiera sal en la calzada para evitar que los vehículos se salieran en la bajada por alguna de las rampas y curvas hasta llegar a La Lomba, pueblo donde la mayoría se quedaron a pernoctar.

Para evitar este tipo de situaciones, la Guardia Civil, que viene trabajando “intensamente” desde el inicio del temporal de nieve que azota Cantabria, recomienda a los conductores que se informen de la situación de las vías antes de salir, así como que atiendan a las indicaciones de los agentes en cuanto a posibles cortes intermitentes, uso de neumáticos de invierno, cadenas, etcétera.

Comentar

Últimas noticias