Infección bilateral

Una neumonía de origen desconocido en Argentina provoca dos muertos y tres ingresados graves

legionalla Argentina
La Legionalla causó el brote de neumonía en Argentina.

El Ministerio de Salud Pública de la provincia argentina de Tucumán ha anunciado este miércoles la muerte de una segunda persona infectada por un virus hasta el momento desconocido que le provocó una neumonía bilateral.

«Hemos detectado seis pacientes cursando una neumonía bilateral, de los cuales uno -perteneciente al personal de salud- falleció el lunes pasado, cuatro están internados graves, y uno en aislamiento domiciliario», señaló en rueda de prensa el ministro de Salud, Luis Medina Ruiz, antes de que se diera a conocer la segunda muerte.

Todos los infectados empezaron a presentar síntomas entre el 18 y el 22 de agosto y han sido testeados para Covid-19, Gripe, Gripe A e incluso B, dando todas las pruebas negativo, según ha detallado Medina en declaraciones a TV Pública.

«Posiblemente se trate de un agente etiológico infeccioso (un virus), y eso lo debemos demostrar y buscar cuál es, si se trata de un germen infeccioso viral de contagio no tan severo», ha sostenido el ministro de Salud provincial, agregando que desde el 22 de agosto pasado no hay nuevos pacientes con este cuadro.

Además, las autoridades sanitarias están trabajando para realizar la investigación del brote, lo que incluye el seguimiento de los contactos de los casos y acciones específicas de control en el centro de salud donde surgió el brote, según ha detallado el ministerio en un comunicado.

Todos los casos registrados corresponden a cinco trabajadores de la salud y a una paciente del servicio de terapia intensiva del hospital privado de San Miguel de Tucumán.

Origen desconocido

Esta neumonía de origen desconocido hace que el personal sanitario deba cumplir estrictas normas de seguridad hasta que se sepa más sobre esta enfermedad que ha causado gran alarma en el país. Además, se debe conocer tras diversos análisis en el laboratorio cuál es la bacteria o el virus que ha provocado esta enfermedad. Se están realizando en estos momentos exhaustivos estudios para determinar el alcance de la neumonía.

¿Qué es una neumonía?

La neumonía, como patología, es una enfermedad que afecta al aparato respiratorio, más concretamente a los pulmones. El alcance y la profundidad de la neumonía en una persona mayor dependerá de si se ha tratado a tiempo, así como si existen factores de riesgo que puedan agravar la enfermedad.

Es una enfermedad que afecta, sobre todo, a los ancianos. Unos pacientes mucho más vulnerables a patologías pulmonares y respiratorias.

¿Es contagiosa la neumonía? Hay que dejar claro que no se trata de una enfermedad contagiosa. No obstante, las variantes virales sí que pueden transmitirse, aunque no suele ser lo más habitual.

Causas

Las neumonías son causadas por bacterias, virus, hongos, protozoos y parásitos, siendo las más frecuentes las neumonías producidas por virus y bacterias. En el resto de situaciones es necesario que existan factores importantes que comprometan al huésped, como la inmunosupresión, el hacinamiento, desnutrición grave o recursos sociosanitarios deleznables.

Es importante tener en cuenta que las neumonías no se desarrollan sin más, es importante que se dé una de estas tres condiciones:

Que exista un microorganismo de gran virulencia.
Un inóculo que sea lo suficientemente grande, es decir, que tenga un gran número de microorganismos, que sean capaces de superar los mecanismos de defensa del huésped.
Unas defensas del huésped comprometidas que faciliten la colonización del microorganismo.
Cuando se da una de estas tres situaciones, es posible que el microorganismo puede fijarse, penetrar y desarrollarse, dando lugar a la infección del parénquima pulmonar.

Síntomas

Esta enfermedad ofrece unos síntomas habituales y concretos. Pero hay que tener en cuenta que no todos los síntomas se van a ver reflejados en una persona que esté en un proceso de neumonía. Aunque sí hay una tendencia de afecciones populares y comunes asociados a esta patología.

En un primer episodio, algunos de los síntomas principales que se suelen reproducir coinciden con los siguientes datos:

Tos incipiente. Una tos que puede incluir mucosidad o sangre en algunos casos.
Fatiga, cansancio muscular y debilidad.
Mareos.
Fiebre.
Dificultad para respirar y dolor en el pecho.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias