Ansiedad

Hábitos diarios que nos causan ansiedad

El estrés y la ansiedad son dos de los grandes males de nuestro tiempo. Es importante tener hábitos diarios que no nos causen ansiedad. Toma nota.

Ansiedad en el día a día
Hábitos diarios que dan ansiedad

La ansiedad es una emoción que produce intranquilidad, nerviosismo y preocupación a la persona que lo padece. Todos la hemos sentido alguna vez, es una respuesta de nuestro organismo para prepararse para algo importante. Aunque es completamente normal puede derivar en una enfermedad. Lo importante es aprender a controlarla. Existen algunos hábitos diarios que generan ansiedad y no lo sabemos, conocerlos es importante para enfrentar mejor este tipo de situaciones.

La ansiedad la podemos vivir en cualquier momento del día por muchas razones. Las preocupaciones que experimentamos en nuestra vida cotidiana son las principales causas. Lo ideal es evitar las situaciones que la provocan, ya que puede ser muy fácil tener ansiedad.

La organización

Cuando tenemos muchas cosas que hacer durante el día podemos experimentar ansiedad, más todavía si no sabemos por dónde empezar. Estar organizados es una manera eficaz para evitar la preocupación y el estrés. Hagamos una lista, pongamos alarmas o recordatorios, tengamos un orden para hacer las cosas y es seguro que las haremos todas y estaremos tranquilos.Ansiedad en el día a día

Dormir poco o no dormir

El sueño es muy importante para mantenernos saludables y con buen ánimo. Si dormimos menos de las horas recomendadas, lo más probable es que estemos cansados y con mal humor. Si esto se repite muy seguido comienzan los problemas, como el insomnio crónico, que es causante de trastornos como la ansiedad. Si hay muchos problemas para dormir hay que consultar al médico.

Una mala alimentación

Está demostrado en numerosos estudios que la alimentación esta relacionada con nuestro ánimo. Una alimentación deficiente, que no contenga los nutrientes que necesita nuestro cuerpo, incrementa el riesgo de sufrir ansiedad.

No desayunar

El desayuno es una comida muy importante porque nos da la energía que necesitamos para comenzar el día. Hay que tomar en cuenta que el cuerpo ha pasado toda la noche sin comer y necesita recibir nutrientes. Nuestro cerebro es el que más necesita energía para funcionar correctamente. Si evitamos el desayuno estaremos cansados, con poca atención y con ansiedad.

Ser sedentario

La poca actividad física aumenta la posibilidad de sufrir problemas emocionales. Debemos cambiar la rutina y comenzar a realizar un poco de ejercicio. Existen muchas maneras de ejercitarnos, pero hay que buscar la que más nos guste.  La actividad física incrementa la producción de la hormona de la felicidad, la endorfina. Si estamos contentos, la ansiedad no nos afectará.

Las emociones como la ansiedad, el estrés, el miedo y la preocupación son muy comunes. Lo importante es no permitir que nos limiten y nos impiden hacer cosas. Evita las situaciones y los hábitos que las causan y podrás mantenerte tranquilo y saludable.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias