cambio de hora

Cambio de hora 2020: ¿Cómo afecta el horario de invierno a nuestra salud?

Cambio de hora 2020: ¿Cómo afecta el horario de invierno a nuestra salud?
Cambio de hora 2020: ¿Cómo afecta el horario de invierno a nuestra salud?

Esta madrugada del sábado 24 al domingo 25 de octubre hemos retrasado los relojes, y a las 3 son las 2 horas. Hemos dormido una hora más o no porque la gran parte de personas se levanta más o menos a la misma hora que ya tenían establecida antes del cambio de hora 2020. Eso supone que luego se dormirá menos y muchas otras consecuencias. ¿Cómo afecta el horario de invierno a nuestra salud?

Nuestro reloj biológico puede verse alterado por estos cambios, que en pocos días vuelven a regularse sin problema.

Tenemos sueño antes

Este retraso de hora hará que se haga de noche antes, y entonces el cuerpo segrega también antes melatonina, que es la hormona que facilita que tengamos sueño, y por eso iremos a dormir antes porque estaremos mucho más cansados.

Afecta más a las mujeres

Los expertos indican que las mujeres pueden acusar más este cambio de hora 2020 puesto que el ciclo circadiano de ellas es algo más corto que el del hombre. El ciclo circadiano es la regulación del ritmo sueño-vigilia en un periodo de 24 horas. Al restar o sumar horas se produce esa pequeña alteración que entonces solemos notar mucho más cuando se cambia la hora, tanto en este horario de invierno como en el de verano.

Mayor irritabilidad

Determinadas hormonas como puede ser la prolactina se alteran con este cambio y producen mayor irritabilidad, enfado y cambios de humor propios de esta circunstancia. En las mujeres que llegan a la menopausia este cambio suele alterarse mucho más.

Mayor cansancio

Como consecuencia de los cambios de hora tendremos la sensación de haber dormido más pero estaremos más cansados, y como vamos a seguir con nuestras tareas diarias de igual forma el estrés también puede aumentar de golpe.

Tristeza, depresión…

Entramos en una parte del año en que a muchas personas les entra una especie de melancolía importante. Veremos como se hace de noche mucho antes y tendremos menos ganas de salir (es verdad que con la Covid-19 ya no lo podemos hacer tanto) y esto produce algo de tristeza y a veces depresión con el cambio y la estación en si.

Cambios en nuestra piel

La piel y el cabello también sufren el cambio de hora. Aumenta la deshidratación, ya que según Pedro Catalá, doctor en farmacia y fundador de Twelve Beauty, “El cambio de hora implica cambios en los niveles de melatonina, la hormona que regula nuestras horas de descanso. Dormimos peor durante los primeros días y la falta de sueño tiene un impacto negativo en la piel, ya que provoca deshidratación y falta de elasticidad”.

Consejos para adaptarnos al cambio de hora

  • Evitar las siestas para poder ir a dormir antes por la noche
  • Aprovechar el día porque hay más horas de luz y podemos realizar más actividades.
  • Alimentarse correctamente
  • Hacer ejercicio y seguir nuestros hábitos
  • No beber café y otras bebidas estimulantes.
  • Descansar las horas establecidas.
  • Evitar el uso de las pantallas de dispositivos electrónicos por la noche.

Lo último en Salud

Últimas noticias