Así es el aerosol capaz de evitar la eyaculación precoz

Eyaculación precoz
Solo el 13 % de la población reconoce que padece eyaculación precoz.

Este novedoso tratamiento ya está disponible en el mercado

La eyaculación precoz es la disfunción sexual más frecuente entre los hombres, aunque solo el 13% de los afectados reconozca que la padece. Esta consiste en la expulsión incontrolada de semen durante los primeros minutos del encuentro sexual. Se trata de un problema de gravedad para la salud y el autoestima del individuo, aunque no esté relacionado con ninguna urgencia médica.

El tratamiento contra la eyaculación precoz suele fundamentarse en la combinación de una terapia psicológica para identificar los factores que influyen en dicha conducta, y el consumo de fármacos antidepresivos que inhiben la recaptación de serotonina. Sin embargo, estas técnicas quedarán muy pronto obsoletas tras la creación del primer aerosol anestésico que evita los efectos de la eyaculación precoz.

¿Cómo funciona este aerosol milagroso?

Eyaculación precoz
La eyaculación precoz es un problema que afecta al autoestima del individuo.

El producto incluye la mezcla de dos anestésicos locales que actúan en el glande sin causar daño alguno o reducir la sensibilidad del resto del pene. Ni siquiera durante las relaciones sexuales. Los fármacos escogidos son la lidocaína y la prilocaína, que bloquean la transmisión de impulsos nerviosos en la zona afectada, lo que aumenta el tiempo hasta la eyaculación.

El modo de empleo es rápido, sencillo y muy discreto. Solo hay que aplicar tres pulverizaciones del compuesto y dejar que actúe durante cinco minutos. El producto debe cubrir toda la superficie del glande, con el prepucio siempre retraído. Cualquier hombre de edad adulta puede recurrir a este tratamiento, que ya se encuentra disponible en el mercado.

Eyaculación precoz
Estamos ante un producto revolucionario que puede cambiar miles de vidas.

“Su eficacia persiste e incluso aumenta con el uso repetido en el tiempo. Los ensayos muestran cómo el tiempo que transcurre desde la penetración hasta la eyaculación intravaginal aumenta de menos de un minuto a hasta 3 minutos en tres meses, y puede llegar a los 6 minutos a los nueve meses. Es fundamental que los pacientes con eyaculación precoz sepan que se les puede ayudar a controlar la eyaculación y que su vida sexual puede mejorar, explica Carlos Badiola, director médico de Casen Recordati.

Temas

Últimas noticias