Un acuerdo de prosperidad en Madrid

Un acuerdo de prosperidad en Madrid

Ciudadanos y Vox, tras muchas semanas de negociación, aunque fuese a través de la relación de cada uno de ellos con el PP, han ido limando sus diferencias, que no son tantas, y han hecho público, a través de sendas ruedas de prensa, su apoyo a la candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid de la líder del PP en la Asamblea madrileña, Isabel Díaz Ayuso.

Con dicho acuerdo, que suma sesenta y ocho diputados de los ciento treinta y dos que componen el parlamento regional madrileño, Ayuso conseguirá la confianza de la cámara y será investida presidenta de la Comunidad de Madrid. Será la séptima persona que sea investida para dicho puesto, que es el de mayor poder y responsabilidad regional en España, al ser Madrid la economía más grande y más dinámica.

Es importante dicho acuerdo, porque garantiza que se podrá constituir en la Comunidad de Madrid un gobierno de centroderecha, cuya acción de gobierno estará inspirada por la línea liberal-conservadora de los tres partidos que apoyarán la investidura, con dos de ellos como socios de Gobierno y el tercero como socio parlamentario. Esa línea liberal-conservadora es la que se ha aplicado en la Comunidad de Madrid desde 1995, que ha permitido que la región madrileña cuente con los mejores servicios de la manera más eficiente, que permite que tenga, paralelamente, los impuestos más bajos de España, que deja más dinero en el bolsillo de los profesionales, empresas y ciudadanos para que hagan con él lo que consideren oportuno: consumir, ahorrar o invertir.

Eso, junto con una política de eliminación de trabas y de liberalización de la actividad económica, son las grandes señas de la Comunidad de Madrid, además de una educación pública bilingüe en inglés y la mejor Sanidad de España y una de las mejores en el contexto internacional.

Todo ello, es lo que podrá continuarse con el Gobierno de Ayuso, que bajará impuestos y hará reformas para tener bien preparada la economía para crecer más que la media en los momentos alcistas del ciclo económico y resistir mejor que la media cuando la economía se ralentice. Hay trabajo por delante, pero a buen seguro que la Comunidad de Madrid podrá seguir siendo ese oasis frente a las políticas intervencionistas de la izquierda, demostrando que con gasto eficiente, impuestos bajos, libertad económica y cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria, se pueden ofrecer los mejores servicios a los ciudadanos y aumentar más su prosperidad. Bienvenida sea la Presidencia de Isabel Díaz Ayuso y su futuro Gobierno.

Lo último en Opinión