Pineda y Ausbanc se querellan contra el BBVA, González y Villarejo

El presidente de la Asociación de Usuarios de Servicio de la Banca (Ausbanc), Luis Pineda, ha presentado una querella contra el comisario Villarejo, el BBVA, Francisco González y contra los ex policías Julio Corrochano y Antonio Bonilla en el marco de la pieza separada número 9 del caso Tándem.

Luis Pineda, presidente de Ausbanc.
Luis Pineda, presidente de Ausbanc.

Luis Pineda, presidente de la Asociación de Usuarios de Servicio de la Banca (Ausbanc), ha presentado una querella contra el comisario jubilado José Manuel Villarejo, el BBVA y su ex presidente Francisco González, el ex jefe de seguridad del banco, Julio Corrochano, y el ex agente de la policía Antonio Bonilla.

La querella ha sido presentada este lunes ante el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, del que es titular el magistrado Manuel García-Castellón, mediante el bufete Durán & Durán Abogados que lleva la defensa de Luis Pineda en sus causas judiciales.

Según la denuncia a la que ha tenido acceso OKDIARIO, Pineda les acusa de presuntos delitos de organización criminal, cohecho, blanqueo de capitales, falsedad documental y de todos los nuevos delitos que pudieran aparecer a lo largo de la instrucción.

Pineda interpone esta querella, según afirman sus abogados, «en la confianza de que, más pronto que tarde, quede al descubierto toda la trama encabezada –según todos los indicios y pruebas iniciales- por Francisco González, los más directos colaboradores de éste, y por el entonces comisario Villarejo, ayudado este último por otros miembros de la Policía».

Los representantes legales explican que «existen indicios racionales de criminalidad que determinan que Francisco González, el que fuera presidente del BBVA, y José Manuel Villarejo han dirigido una organización criminal en la que el primero fijaba los objetivos y el segundo (…) ha recurrido sistemáticamente en la comisión de numerosos delitos, tales como: escuchas clandestinas de conversaciones ajenas, acceso ilícito a bases de datos, tráfico de influencias o la ejecución de actos propios inherentes a los cargos públicos que ocupaban. Todo ello para cumplir los ilícitos encargos en beneficio del BBVA y de su presidente».

Pineda denuncia que formó parte del denominado «Grupo Hostil», formado por aquellas personas a los que la entidad bancaria les consideraba enemigos y quería investigar. La intención del BBVA, según el escrito, era destruir al presidente de Ausbanc y para ello pagó dos millones de euros.

El juez del caso Villarejo está investigando esta presunta trama en la pieza separada número 9 del ‘caso Tándem’ donde se investiga el encargo que el BBVA realizó a la empresa del comisario y que consistía –presuntamente– en buscar «aspectos negativos» de los principales responsables de la operación que pretendía la entrada de la constructora en la entidad financiera.

Lo último en Noticias

Últimas noticias