Gatos

¿En qué consiste la ailurofilia?

El amor por los animales llevado al exceso, conduce a la llamada ailurofilia. ¿En qué consiste esta patología y cómo podemos evitarla?

Patologías por animales: la ailurofilia
Lo que hay que saber de la ailurofilia

Los amamos incondicionalmente, queremos protegerlos y cuidarlos siempre. En esto consiste la ailurofilia, ese amor por los felinos, en especial los gatos, que podemos desarrollar en cualquier momento. Pero debemos tener cuidado porque se trata de una enfermedad. Querer a nuestros gatos es normal, pero cuando ese cariño se vuelve obsesivo, surgen problemas. Una cosa es querer, admirar y respetar a los felinos, otra es permitir que los sentimientos se desborden hasta el punto de volverse compulsivos.

La palabra ailurofilia proviene del griego. Es una mezcla de las palabras «ailuro», que significa gato, y «philos», amor o atracción hacia algo. Lo contrario es la ailurofobia, que denota miedo o repulsión hacia los felinos.

¿En qué consiste la ailurofilia?

En su estado normal, la Ailurofilia implica amor, responsabilidad, admiración y placer al cuidar a los gatos. Aunque es una parafilia, o una enfermedad con un patrón de comportamiento sexual vinculado con el placer, no suele tener consecuencias. Mientras los sentimientos no se confundan, podremos mantener una relación sana con nuestras mascotas.

Podemos así adoptar uno o dos gatos, cuidarlos, consentirlos, llevarlos al veterinario y satisfacer todas sus necesidades. Pero, por tratarse de una enfermedad, existe el riesgo de que los sentimientos se confundan. De esta forma, pasamos a unos niveles en los que lo que sentimos por nuestras mascotas deja de ser sano.Gatos y la ailurofilia

Quienes padecen ailurofilia pueden llegar a experimentar el síndrome de Noé. Se trata de un desorden mental que les lleva a acumular felinos de tal manera, que cuidar de ellos deja de ser la prioridad. Las personas aquejadas por este padecimiento buscan acumular objetos personalizados, se disfrazan de gatos y experimentan placer cuando otras personas también se disfrazan de estos felinos.

En algunos casos, los enfermos experimentan fantasías sexuales vinculadas con los gatos. Utilizan objetos con forma de gato para satisfacerse. Son sentimientos confusos que terminan dañando no solo al felino, también a la persona que los experimenta, cuya vida deja de ser normal. Los gatos pueden acabar desnutridos y con graves problemas de socialización.

Tratamiento de la ailurofilia

Quienes convierten el amor por los gatos en una obsesión inapropiada e incontrolable experimentan un trastorno mental.  Para contrarrestarlo es necesario recurrir a tratamiento psicológico. Algunos pacientes podrían ameritar medicamentos psiquiátricos. Aunque la enfermedad no desaparece, los síntomas de esta obsesión pueden minimizarse; la duración del tratamiento dependerá de cada paciente.

Cuando decidimos adoptar una o varias mascotas asumimos el compromiso de protegerlos. No solo debemos proveerles agua limpia y comida, también cariño, educación y espacios para su distracción y descanso. Por muy independientes que sean, los gatos necesitan sentirse parte de la familia. Cuidarlos con esmero, mucho cariño y respeto es parte de nuestras obligaciones.

Ahora que ya sabes en qué consiste la ailurofilia podrás prodigarles mejores cuidados y una atención sana. Esmérate en hacer sentir a tu mascota como parte importante de la familia. Así todos podrán disfrutar de esa hermosa y tierna compañía.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias