Perros

¿Puedo vacunar a mi perrita embarazada?

Cuanto tenemos una mascota embarazada en casa, una de las dudas es la vacuna. ¿Puedes vacunar a una perrita embarazada? Aquí te contamos la solución.

Vacunas perro
Embarazo de tu mascota

Cuando la mascota de la familia es una perrita embarazada comienza una nueva etapa. Las expectativas que se generan con la llegada de nuevos cachorritos se traducen en alegría y felicidad. Aunque casi al mismo tiempo, aparecen las dudas y los temores. Muchas de las preocupaciones giran en torno al estado de salud del animal. Ante la interrogante sobre si es conveniente vacunar a una perra gestante, la respuesta casi unánime de los veterinarios es no. Lo mejor es hacerlo antes de llegar a este escenario. Y en caso que se requiera de alguna dosis, esperar a finalizar el proceso de la maternidad.

La razón de la vacunación

Las fórmulas aplicadas a los canes (así como a los mamíferos que conviven con humanos y al homo sapiens en general) contienen patógenos modificados. Casi la totalidad de estos administrados vía intramuscular. Se utilizan en la prevención de enfermedades de gravedad media y alta.

El caso de una perrita embarazada

Las vacunas con patógenos vivos atenuados no se consideran seguras en ningún momento del embarazo. En especial, durante la primera mitad de la gestación porque el desarrollo fetal es muy vulnerable.

Una perrita embarazada transmite estos anticuerpos a sus crías a través del calostro o primera leche materna. Incluso antes del alumbramiento estos agentes pueden alcanzar a los cachorros, situación que generaría daños congénitos en los ‘bebés’ en formación. Los riesgos también incluyen la posibilidad de abortos.

En caso de embarazo solo se permite la aplicación de patógenos muertos. Tal es el caso de la vacuna contra el herpes o la rabia, pero únicamente en situaciones que realmente lo ameriten. Una decisión que recaerá exclusivamente en manos del médico tratante, una vez analizado el cuadro clínico en su conjunto. Además del historial médico general de ‘la paciente’, junto con los ítems que aparezcan marcados en la tarjeta de vacunación.Vacuna de perros

Otros aspectos a tener en cuenta

A los riesgos inherentes a la vacunación de una perrita embarazada hay que sumar la posibilidad que las defensas de la gestante den lugar a una manifestación inmune inferior. Lo que implica que los resultados (beneficios esperados) no se equiparan con los riesgos.

De igual manera existe una elevada probabilidad de hipersensibilidad a los componentes de la fórmula. Por lo que, aunque la vacuna en sí no suponga peligros para el feto, las eventuales reacciones alérgicas pudiesen resultar fatales. Tanto para las crías como para la madre.

Si estás planificando el embarazo de tu perra asegúrate de estar al día con todas sus vacunas. De esta forma, todos los implicados en el proceso tendrán mayores probabilidades de éxito.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias