Perros

Los pasos que debes seguir cuando un perro adoptado llega a tu hogar

Los pasos que debes seguir cuando un perro adoptado llega a tu hogar
Perro

Adoptar un perro es una de las cosas más bonitas que puedes hacer en la vida, pero no debes olvidar que se trata de un acto de gran responsabilidad. Es una decisión que debes tomar tras un periodo de reflexión, y siempre con la plena seguridad de que realmente puedes satisfacer las necesidades del animal. Valora su edad, tamaño y energía, y piensa muy bien si el perro encaja en tu estilo de vida.

Una vez has tomado la decisión, toca prepararse para la llegada del animal. Del mismo modo que cuando llega un bebé al hogar, hay que hacer algunos cambios para que el perro esté seguro y a gusto. Guarda los objetos de valor que pueda romper, así como los productos de limpieza. También es recomendable que bloquees el acceso a los sitios donde no quieres que pase.

Todas las personas con las que vives deben comprender que adoptar un perro es una responsabilidad a muy largo plazo. Lo ideal es que os dividáis sus cuidados antes de su llegada: paseo, baño, limpieza, alimentación… ¡Todo debe estar perfectamente planificado!

Llegada al hogar del perro adoptado

Seguro que tienes muchas ganas de estar con él, pero debes darle su espacio. El animal necesita todo tu apoyo y atención, así que al principio limítate a observarlo ya  estar pendiente de todo lo que hace.

No te preocupes, si quiere jugar contigo o que le acaricies, será él quien se acerque a ti. Lo más importante es que le hagas sentir seguro desde el primer momento.

El animal debe familiarizarse con su nuevo hogar. Durante los primeros días tienes que dejarle que explore todos los rincones para que decida cuál es su lugar favorito, donde se sienta protegido y cómodo.

En función de sus experiencias pasadas, el perro se puede mostrar muy activo y juguetón o, por el contrario, muy tímido y distante. En ambos casos es esencial que le des tiempo para que establezca un vínculo contigo.

Aunque el adiestramiento es clave, sobre todo cuando los canes son cachorros, el periodo de adaptación no es el mejor para empezar a darle órdenes al perro. Ahora bien, que no lo entrenes no significa que no deba haber unas rutinas.

Es más, este es el principal secreto para que la adaptación sea todo un éxito. Desde el primer momento, fija horarios para comer, pasear, jugar y dormir. Así, poco a poco, el animal se irá adaptando a la dinámica de su nuevo hogar.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias