Gatos

Los mejores trucos para enseñarle al gato a obedecer

gato trucos
Gato

Si estás pensando en adoptar un gato como animal de compañía, debes saber que es muy importante establecer una serie de normas muy claras desde el primer momento. Del mismo modo que nos ocurre a los humanos, cada gato tiene su propia personalidad, aunque hay algunos rasgos que comparten todos los felinos: son muy territoriales, independientes y curiosos. Para enseñarle al gato a obedecer, hay una serie de trucos que puedes poner en cuenta.

Premios especiales

A la hora de educar a un gato, lo que mejor funciona es el refuerzo positivo. No sirve de nada que le regañes cuando hace algo mal, porque no lo va a entender. En cambio, si le das un premio especial cuando hace algo bien, va a relacionar esa acción con algo positivo. Un poco de pienso o una caricia no sirven como premio porque son cosas que le puedes dar en cualquier otro momento. Mejor dale un trocito de carne o de pescado o un poco de comida húmeda.

No es un humano

Según advierten los expertos, son muchas las personas que «humanizan» a sus mascotas, y esto es un gran error que perjudica su desarrollo. Un gato no es un niño, y nunca debes forzarlo a que adopte la postura que quieres, ya sea tumbado o sentado.

Sonidos

Uno de los trucos que mejor funcionan para enseñarle al gato a obedecer tiene que ver con los sonidos. Haz que tu orden se acompañe con el sonido de un clicker o de una campanilla para que te haga caso. Es probable que al principio se asuste, pero con el paso del tiempo entenderás lo que le estás pidiendo.

Sesiones cortas

Durante las sesiones de entrenamiento, debes tener mucho cuidado de no alargarlas más de lo necesario. Aunque los gatos se estimulan con facilidad, también pierden el interés rápidamente. Las sesiones deben ser cortas, de unos 15 minutos como máximo, para que el animal ponga toda la atención en lo que le estás enseñando.

Nombre

Y, por último, recuerda que repetir patrones de conducta cuando se educa a una mascota es algo muy positivo para que el animal sepa exactamente qué es lo que le estás pidiendo. Una buena estrategia es repetir su nombre para que sepa cuándo te estás dirigiendo a él y te preste atención. Puedes repetir su nombre no sólo durante las sesiones de entrenamiento, sino en cualquier momento que compartas con tu gato.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias