Perros

Cómo saber si tu perro tiene calor y qué hacer

Las altas temperaturas no solo afectan a los humanos. Los perros también las padecen y el tutor debe estar allí, para ayudarlo a sobrellevarlas.

Perro en verano
Calor veraniego en tu perro

Las temperaturas extremadamente altas son enemigas de los perros. El calor intenso y agobiante los molesta. Pero no solo es una cuestión de comodidad del animal, sino que puede llegar a transformarse en un problema de salud. Un golpe de calor puede ser mortal para el perro. Por lo tanto, es necesario estar atento y tomar algunas medidas para evitar que eso ocurra.

¿Cómo saber si el perro tiene calor?

El comportamiento del animal es el indicador principal que muestra si el calor lo está afectando.  ¿Cómo manifiesta el perro su incomodidad?

  • El perro afectado por el calor disminuye sus movimientos. Se muestra somnoliento y cansado y pasa mucho tiempo echado en los lugares más frescos de la casa. Si está en espacios abiertos, buscará la sombra.
  • La respiración se acelera y el animal jadea intensamente. Mantiene la lengua afuera de la boca, porque esa es su manera de regular su temperatura interna.
  • Las mucosas se enrojecen. Se observan las encías muy rojas. 
  • Al caminar, deja huellas húmedas. En las patas, el perro tiene almohadillas que eliminan sudor para refrescarlo. Por lo tanto, dejará marcas en el piso, como si estuviera mojado.Perro juega con manguera

¿Qué hacer para refrescarlo?

Es importante que el animal pueda equilibrar  su  temperatura corporal. La temperatura normal de los perros.se ubica entre los 37,8 y los 39º C. Estos parámetros son buena guía para controlar al animal en esos días en los que la temperatura ambiental abruma.

  • La mejor manera de refrescarlo es mojándolo. Es aconsejable humedecer su pelo con agua fresca.
  • Climatización del ambiente, aire acondicionado fresco, un ventilador en el interior son formas de moderar su temperatura. El animal buscará instintivamente esos espacios, lo veremos frente al ventilador, o debajo del equipo de aire. En lugar de su cama, preferirá directamente el suelo.
  • Es fundamental que permanentemente tenga a su alcance agua fresca. Si se le agrega hielo, será aún más refrescante y servirá de juego, pues el animal intentará atraparlo. Otra forma de refrescarlo es preparándole helados con plátano, sandía, zanahoria, melón.

¿Y los paseos?

Los paseos son un tema especialmente sensible en los días de calor intenso. Hay que evitar salir en las horas pico de calor, como es el mediodía. Y si se lleva al perro a la playa, se elegirán  espacios con  buena sombra.

Las salidas en coche pueden ser una tortura para el animal. Por ningún motivo se debe dejar al perro encerrado en el coche, ni siquiera durante pocos minutos. Puede ser fatal para él.

Recuerda que tu perro depende de ti. Por lo tanto, debes estar atento a sus necesidades.  El calor extremo no es inocente, todo lo contrario, puede dañar mucho a tu mascota.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias