Sánchez fue observador de los ‘demócratas’ americanos en unas elecciones de Marruecos

Sánchez fue observador de los ‘demócratas’ americanos en unas elecciones de Marruecos
sanchez-marruecos

Pedro Sánchez formó parte de una delegación del National Democratic Instituto (NDI), que hizo un seguimiento a las elecciones en Marruecos del 25 de noviembre de 2011 para supervisar la legalidad del proceso. El grupo, en representación del lobby del Partido Demócrata americano -tal cual está inscrito en el registro de Bruselas-, estaba formado por Francesca Binda (Canadá), Tova Andrea Wang (USA), Jeffrey England (USA), director residente del NDI en el país magrebí, y el propio Sánchez.

OKDIARIO publicó este viernes que el presidente del Gobierno percibió dinero del especulador George Soros en su etapa de observador en procesos electorales y en otras misiones internacionales de carácter humanitario, a través de los demócratas norteamericanos del NDI y de otras ONG’s, vinculadas al magnate de las finanzas. Desde entonces, el presidente mantiene una estrecha relación con la organización fundada por el multimillonario, Open Society Foundation (OSF), como queda reflejado en el programa electoral del PSOE.

La misión era redactar un informe independiente del proceso democrático marroquí pero, finalmente, los observadores se mostraron excesivamente críticos con el régimen del monarca Mohamed VI. Según fuentes marroquíes, aquella espina se le quedó clavada al monarca alauí que sigue sin perdonar a Sánchez el desaire del informe del NDI sobre su país.

Sánchez fue observador de los ‘demócratas’ americanos en unas elecciones de Marruecos

Aquella torpeza de participar en un seguimiento electoral en un país vecino, cuando las más elementales normas para los observadores internacionales no recomiendan esa proximidad, provocó una situación incómoda en las relaciones diplomáticas hispanomarroquíes cuando Sánchez ocupó La Moncloa.

La primera consecuencia fue la demora en su visita a Rabat. Sánchez, tras convertirse en presidente en junio de 2018, no pudo realizar su primer viaje oficial a Marruecos hasta el mes de noviembre. Rompía así la tradición de sus predecesores en La Moncloa de efectuar su primera visita oficial a la capital marroquí.

La intervención del ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero ante el monarca marroquí en la Fiesta del Trono, celebrada en Tánger con el propio Mohamed VI sirvió para acercar posiciones y propiciar el viaje oficial de Sánchez.

El rey Mohamed VI no olvidaba el documento que emitió Sánchez con la delegación del NDI sobre las condiciones poco democráticas de las elecciones marroquíes. Le recriminaban su inmovilismo frente a la compra de votos, la falta de mecanismos de control de la financiación en la campaña electoral, una mayor implicación de la sociedad civil en la vida política del país y una reforma de su sistema electoral.

Los observadores internacionales afirmaban en su informe comentarios como: 
“La práctica de quemar papeletas válidas inmediatamente después del conteo de votos debe suspenderse a la luz de las normas internacionales y las mejores prácticas para la resolución de disputas. Del mismo modo, las autoridades electorales deben continuar haciendo todos los esfuerzos para garantizar la seguridad de las papeletas no utilizadas”.

Además recomendaban: "A más largo plazo, y tal vez con vistas a elecciones municipales anticipadas en la primavera de 2012, las autoridades marroquíes deberían considerar revisiones del sistema electoral, así como de la circunscripciones, para aspirar a una mayor igualdad de distritos en base a criterios internacionalmente reconocidos. Además, se deben revisar, aclarar y fortalecer las reglamentaciones de los medios y otras leyes reguladoras”.

Y aconsejaban la ampliación “del diálogo político para hacer partícipes a los distintos componentes de l sociedad en la toma de decisiones que conciernen al futuro del país”.

Últimas noticias