Pepu Hernández, candidato del PSOE a la Alcaldía de Madrid

Los vecinos de la finca de Pepu Hernández a OKDIARIO: “No viene nunca por aquí”

Los vecinos de Fresnu, el pueblo asturiano en el que Pepu Hernández compró la finca a través de una sociedad, han asegurado a OKDIARIO que no ven nunca al entrenador de baloncesto por el pueblo: “No suele venir. Aquí no se le ve nunca”.

Pepu Hernández adquirió esta finca para dar conferencias. Sin embargo, los vecinos aseguran que no se le ve nunca por el pueblo, que no va ni a limpiar el terreno. Uno de los vecinos nos cuenta que ha comprobado cómo Pepu manda de manera periódica a una persona para quitar matorrales del terreno. Se trata de una de las fincas más grandes de Fresnu, con una extensión de 3.891 metros cuadrados.

“Sé que lo compró hace algunos años y sé que sobre la casa puede construir lo que quiera. Pero no tengo ni idea de por qué lo compró. Le gustaría”, cometa la vecina cuya casa está más cerca de la finca de Pepu Hernández.

Los vecinos de la finca de Pepu Hernández a OKDIARIO: “No viene nunca por aquí”

En el caso en que Pepu Hernández decidiera edificar en la finca, sólo podría hacerlo en los 40 metros cuadrados sobre los que permanecen los restos de la casa hoy destruida. Sin embargo, el resto del terreno podría explotarlo de cualquier otra manera y sacar beneficio económico.

Otra de las vecinas comenta que “él tiene casa en Ribadesella, y allí sí que se le ve. Pero por aquí no se le ve. Cuando compró la finca parecía que iba a construir pero al final no hizo nada. Compró la casa cuando empezó el boom. Imagino que sería para tener una segunda vivienda cuando viniera”.

Sin embargo, el objeto social de la empresa con la que Pepu adquirió el terreno en el pueblo asturiano, es “la formación académica y empresarial mediante la organización y celebración de cursos y conferencias”. Pero en la finca no hay ni rastro de salas de conferencias.

Una finca de 40.000 euros

La extensión exacta de la finca de Pepu Hernández en Fresnu es de 3.891 metros cuadrados. Según ha comentado una vecina del pueblo asturiano que posee varias propiedades, una finca de esas características puede tener un valor de 40.000 euros.

Tal y como figura en la nota simple de la propiedad, la finca está a nombre de Saitama 2006 SL, empresa propiedad de Pepu Hernández y su mujer. Se trata de un terreno situado en Asturias y adquirido el 27 de junio de 2009. El suelo de la finca está calificado como rústico. La nota simple de la finca detalla “muros de una casa y cuadra con su pajar”, todo ello sobre un terreno de “cuarenta metros cuadrados”. También precisa que la finca no está coordinada con el catastro.

Últimas noticias