Investigación

El jefe de campaña del nuevo president fue detenido en octubre por la trama corrupta del 3%

El jefe de campaña del nuevo president fue detenido en octubre por la trama corrupta del 3%
Puigdemont junto al todavía president Artur Mas, este sábado (Foto: Efe)
0 Comentar

Junts pel Sí y la CUP han elegido a un candidato a la Presidencia de la Generalitat, el alcalde Carles Puigdemont, que ya aparece cercado por la sombra de corrupción.

El jefe de la campaña electoral que llevó a Puigdemont a la Alcaldía de Gerona en 2011, Josep Manel Bassols, fue detenido el pasado 21 de octubre por la Guardia Civil, durante el desarrollo de la tercera fase de la operación Pretoria contra la corrupción de CDC, el partido de Jordi Pujol y Artur Mas.

En aquella operación, la Policía Judicial de la Guardia Civil registró la sede central de Convergencia en Barcelona y detuvo a más de una decena de personas. Entre ellas, el tesorero de CDC, Andreu Viloca; el director general de Infraestructuras de la Generalitat, Josep Antoni Rosell; y los empresarios Jordi Soler (del grupo Soler), Juan Luis Romero Gamero (presidente de Rogasa) y Xavier Tauler Ferrer (Copisa).

Todos ellos, están investigados por la Fiscalía Anticorrupción por el pago de comisiones a CDC –enmascaradas como “donaciones” a la Fundación CatDem–, a cambio de la adjudicación de contratos públicos.

Impuso el nombramiento de Bassols

Entre los detenidos en la operación se encuentra también Josep Manel Bassols, ex alcalde de Anglès, marido de la comisionada de la Generalitat para la Transparencia, Núria Bassols, y jefe de la campaña de Carles Puigdemont en las elecciones municipales de 2011.

Según informó la prensa catalana en febrero de 2011, fue el propio Puigdemont quien impuso personalmente a Bassols como jefe de campaña, tras vetar al presidente local de CDC en Gerona, Ricard Font, como miembro de su candidatura.

El detenido por corrupción es, por tanto, un hombre de la máxima confianza de Puigdemont, que este domingo defenderá en el Parlament su candidatura a la presidencia de la Generalitat, gracias al acuerdo que han alcanzado a última hora Junts pel Sí y la CUP.

Tras dirigir la campaña electoral de Puigdemont, Josep Manel Bassols se convirtió en 2011 en delegado de la constructora Oproler en Cataluña. Según la investigación desarrollada por la Fiscalía Anticorrupción, Bassols habría jugado un papel fundamental para que su empresa pagara comisiones ilegales a Convergencia. Otro representante de esta constructora, Sergio Lerma, también fue detenido en el mismo operativo policial.

La mujer del detenido, comisaria de Transparencia de Mas

El ex jefe de campaña de Puigdemont está casado con la magistrada Nuria Bassols, a quien Artur Mas nombró comisionada de Transparencia de la Generalitat después de que adoptara varias resoluciones judiciales favorables a CDC.

Como juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Nuria Bassols archivó la causa abierta por corrupción contra el entonces presidente de la empresa pública Adigsa, Ferrán Falcó, hoy diputado de CDC en el Parlament y concejal de este partido en Badalona. Falcó estaba acusado de cobrar comisiones ilegales.

En otra polémica decisión, Bassols archivó la causa del caso Casinos –sin tomar ni siquiera declaración a los imputados– que otro tribunal reabriría luego.

 

Últimas noticias

Lo más vendido