La Meca reabrirá sus puertas en cuatro fases a partir del 4 de octubre

Islam
Los datos que no conocías acerca del Islam
  • Marta Trejo | Atalayar.com

Toda cuarentena tiene su fin y en octubre le toca a la ciudad sagrada de La Meca. Las autoridades saudíes permitirán realizar la Umrah (peregrinación) de manera escalonada y han presentado un programa en cuatro fases que comenzará el 4 de octubre.

La peregrinación lleva suspendida desde finales de febrero como parte de las medidas para prevenir la expansión del coronavirus. La idea es ir retomando poco a poco las visitas, en un principio la afluencia inicial de fieles será del 30% y, poco a poco, irá subiendo hasta el 100% según el avance de la pandemia.

Unos 13 millones de personas visitan La Meca cada año y, dependiendo de la fecha la peregrinación, este acto se denomina Umrah o Hajj. El Hajj es la peregrinación más sagrada y se desarrolla desde el principio del Ramadán hasta la fiesta del cordero. Siempre se celebra durante el Dhu al-Hijjah (duodécimos mes del calendario musulmán) que durante el 2021 caerá en julio.

Quedan nueve meses para la celebración del Hajj y las autoridades no son capaces de augurar en qué punto de la pandemia estaremos entonces. Los comentarios y publicaciones de las vacunas anti COVID-19 serán la solución para muchos musulmanes que desean hacer este viaje.

Las personas musulmanas, según el Corán, tienen que visitar al menos una vez en la vida La Meca “siempre y cuando tengan los medios económicos y las condiciones de salud necesarias”, reza el texto sagrado.

La Agencia de Prensa Saudí (SPA) informó de que el Ministerio del Interior volverá a restablecer la peregrinación paulatinamente. Primero se habilitará el ingreso a la Gran Mezquita a los residentes del reino saudí hasta un máximo del 30% de la capacidad, que se calcula que son unos 6.000 peregrinos.

En la segunda fase, que comenzará el 18 de octubre, se ampliará la entrada a un 75% de aforo, unos 15.000 peregrinos. Y en la tercera fase, desde el 1 de noviembre, se ampliará hasta el 100%. Solo en la tercera fase se extenderá la visita a los fieles que vienen fuera de Arabia Saudí.

Estas visitas irán predeterminadas por el Ministerio de Sanidad, que irá decidiendo qué países pueden entrar en Arabia Saudí según la normativa del coronavirus. «En esta etapa, la llegada de peregrinos y visitantes de fuera del Reino será paulatina dependiendo de si existen riesgos para la salud relacionados con la pandemia», señalan fuentes del Ministerio.

Finalmente, la cuarta etapa supone abrir la capacidad total de la Gran Mezquita, en La Meca y la Mezquita del Profeta, en Medina, una vez que las autoridades decidan que no hay riesgo de salud. Estos plazos estarán sometidos a una revisión continúa dependiendo del avance de la pandemia.

Para empezar, ya se ha anunciado que se “deberán mantener las medidas de distancia e higiene” en los lugares sagrados, un reto muy grande ya que la afluencia siempre es masiva.

Como nuevos cambios de procedimiento provocados por el coronavirus, los peregrinos que quieran hacer la Umrah tendrán que solicitarlo previamente a través de una aplicación de internet.

Las autoridades saudíes suspendieron el 27 de febrero la Umrah cuando la pandemia comenzaba a golpear a los países musulmanes. Sin embargo, el Hajj (gran peregrinación) se celebró el julio pasado con un número limitado de personas.

Alrededor de un millar de fieles saudíes, a los que se dio permiso previo para hacer el viaje, visitaron los lugares sagrados teniendo en cuenta todas las medidas de seguridad.

Según la Organización Mundial de la Salud, Arabia Saudí ha sido el país más golpeado por la pandemia de coronavirus con más de 330.000 casos y 4.500 muertes, aunque el número de positivos ha mantenido una tendencia a la baja desde finales de julio.

Lo último en Internacional

Últimas noticias