Bolivia declara persona non grata a los diplomáticos españoles tras el escándalo de los encapuchados

La presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, ha declarado persona non grata a varios miembros de la Embajada de España en La Paz (Bolivia) tras el escándalo de los encapuchados que trataron de acceder a la Embajada mexicana el pasado viernes. Además, Bolivia da un ultimátum de 72 horas a estas personas para abandonar el país.

En concreto, Áñez ha declarado persona non grata a la encargada de Negocios de España, Cristina Borreguero, al cónsul español, Álvaro Fernández y al grupo de los encapuchados armados que trataron de ingresar en la residencia de la Embajada mexicana. También fue declarada persona non grata la embajadora de México, María Teresa Mercado. Desde hoy, dicha embajada queda en manos de Ana Luisa Vallejo.

Áñez ha acusado a los gobiernos de México y de España de «encubrir y proteger a criminales que han cometido delitos de terrorismo y sedición», en referencia a los 10 dirigentes del Movimiento Al Socialismo (MAS) que se encuentran refugiados en la residencia de la embajadora mexicana.

«Ningún país del mundo podría tolerar lo que pasó» encapuchados», añadió la canciller, Karen Longaric. Cuatro agentes españoles del Grupo Especial de Operaciones (GEO) protagonizaron un confuso incidente cuando acudían el viernes a recoger a dos diplomáticos españoles que habían acudido a realizar una «visita de cortesía» a la embajadora mexicana, según el comunicado oficial de Exteriores. La canciller ha acusado a España de desconocer los hechos ocurridos y desacreditar a los funcionarios locales.

En este sentido, la presidenta de Bolivia ha asegurado que «la conducta hostil intentando ingresar de forma subrepticia y clandestina a la residencia de México en Bolivia desafiando a los oficiales policiales bolivianos y los propios ciudadanos son hechos que no podemos dejar pasar».

Lo último en Internacional

Últimas noticias