América Latina

Los dos ex presidentes Uribe y Pastrana fundan Coalición Despierta para las elecciones de Colombia 2018

Presentación de la Coalición Despierta, en Cartagena de Indias (Colombia).
Comentar

Este fin de semana se ha presentado la Coalición Despierta, la unión entre los partidos de Álvaro Uribe (Centro Democrático) y Andrés Pastrana (Partido Conservador) para las elecciones que afronta Colombia en 2018, las legislativas de marzo y las presidenciales de mayo.

La unión de ambas formaciones se presenta como la favorita para alzarse con el triunfo en un país dividido por las condiciones en que se cerró el pacto entre el actual presidente, Juan Manuel Santos, y los narcoterroristas de las FARC, liderados por Rodrigo Londoño, alias Timochenko, a la sazón candidato presidencial de la formación política que, con las mismas siglas, ha heredado la esencia de la narcoguerrilla.

Coalición Despierta
El ex presidente de Colombia Álvaro Uribe, durante la convención en Cartagena de Indias.

En Cartagena de Indias, una convención ha reunido a los precandidatos de esta nueva candidatura, cuyas siglas CD son las mismas que las del partido de Uribe, pero que entre sus posibles cabezas de cartel, tiene a dos figuras conservadoras de altísimo fuste, la senadora Marta Lucía Ramírez y el ex procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez. Por el partido uribista, el favorito es el senador Iván Duque, quien compite con el ex ministro Carlos Holmes Trujillo, la senadora Paloma Valencia y el ex viceministro Rafael Nieto.

OKDIARIO se encuentra en Colombia en un fin de semana clave para este país. En conversaciones con analistas y miembros de los partidos que más probablemente tengan en su mano el desarrollo del texto que le valió un Nobel de la Paz a Santos pero no el favor de su pueblo, todos coinciden en que “la existencia de hasta 52 candidatos presidenciales demuestra el interés de los colombianos en la política”, pero también, que “el próximo gobierno puede ser muy débil”.

Y eso es lo último que necesita un país con “un porcentaje de analfabetismo funcional cercano al 70%”, roto tras 52 años de asesinatos, extorsiones, secuestros, violaciones y narcotráfico, y sumido en “una crisis económica que no se corresponde con la potencialidad de riqueza natural del país”.

Andrés Pastrana
Andrés Pastrana, ex presidente de Colombia, durante su entrevista con OKDIARIO.

Es difícil que un presidente se lleve bien con su antecesor. Que se lo digan a Juan Manuel Santos, actual mandatario de Colombia, respecto de Álvaro Uribe, líder de Centro Democrático (CD) y político mejor valorado en su país incluso tras haber gobernado ocho años, llevar siete fuera del poder y sin la campaña de imagen que tendría si fuese candidato a las próximas presidenciales. Pero el propio Uribe y su predecesor, Andrés Pastrana (Partido Conservador, PCC), han estrechado lazos. Tanto que han unido sus partidos para presentar un solo candidato a las presidenciales de mayo de 2018.

Coalición Despierta
carta-uribe-Documento firmado por los ex presidentes Uribe y Pastrana para conformar la Coalición Despierta de cara a las elecciones de 2018.

La alianza —ya conocida y adelantada por el propio Uribe en OKDIARIO— se oficializó el viernes 24 de noviembre a través de un documento firmado por el líder centrista y el del PCC. El texto fue recibido por los analistas como el cimiento de lo que será el programa del próximo presidente de Colombia, ya que Santos no ha logrado designar un sucesor con penetración en la sociedad colombiana y el Partido Liberal acaba de nombrar candidato a Humberto de la Calle, que tiene la rémora de haber sido el líder negociador por el Gobierno del acuerdo con las FARC.

humberto-calle-santos-farc-colombia
Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno colombiano con las FARC.

Ese pacto, lejos de ser una medalla, puede pesar sobre De la Calle, ya que Colombia está partida en dos en lo que al acuerdo con las FARC se refiere. Hay disidentes dentro del propio Partido Liberal, cantera de la política colombiana desde hace más de 100 años, y que aloja en su seno verdaderos activistas contra lo sellado en La Habana. De la Calle, un hábil estratega, fue el jefe negociador del Gobierno Santos y ahora trata de capitalizar el éxito de una Colombia en vías de pacificación, más allá de que lo que se le discute es el precio que se paga y las consecuencias políticas y sociales de la impunidad que se le ha otorgado a los criminales de las autodenominadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Sergio Fajardo y el ex vicepresidente Germán Vargas Lleras son los otros dos outsiders que mejor colocados están en las encuestas. Ambos han logrado la candidatura no por la representación de un partido concreto, sino a base de firmas, como contempla la ley electoral colombiana. Con reunir dos millones de apoyos populares, cualquiera puede ser candidato presidencial. Y además no tiene que dar cuenta de la procedencia de los fondos para su gasto y, por supuesto, puede hacer campaña desde mucho antes que los aspirantes oficiales.

Quizá sea ésa la razón por la que el ex presidente Pastrana dice no fiarse de los sondeos. “Debemos ganar en primera vuelta”, apuntó a OKDIARIO. “Es imprescindible para tener un gobierno fuerte que pueda afrontar con garantías la renegociación de ese mal pacto con las FARC y que pueda afrontar los enormes retos económicos que afronta Colombia”. Ahora, que los liberales ya tienen candidato en Humberto de la Calle, y que se ha lanzado la Coalición Despierta —que ha de definir el candidato que represente a los dos partidos, el Conservador de Pastrana y el CD de Uribe en breves fechas—, es cuando comienza la carrera de verdad.

Últimas noticias