Natación

Cómo mejorar en natación de manera fácil

Saber mover bien las piernas y brazos y saber respirar en el agua, son algunas de las claves para mejorar en natación de manera fácil.

mejorar en natacion
Guía para mejorar en natación de forma fácil

Si te gusta nadar quizás hayas comenzado a dar clases para mejorar ya sea en estilo libre o de competición, de modo que puede que sientas que es algo demasiado complicado aunque en realidad, tan solo debes concentrarte, y seguir esta guía de pasos en la que te explicamos cómo mejorar en natación de manera fácil.

Lo más importante cuando empiezas a nadar, la base de todo, es entender que todos los estilos de natación, y por lo tanto la natación en sí, se basan en un principio fundamental, moverse a través del agua sin fricción de modo que este será nuestro objetivo que tendremos que tener siempre en cuenta. Además, si deseas poder mejorar podemos seguir estos pasos.

Pasos para mejorar en natación de manera fácil

  1. Como primer paso, echemos un vistazo a las piernas. ¿Cuál es la forma correcta de batir las piernas? Mover las piernas es probablemente la parte más importante de la natación. Te proporciona velocidad y ayuda a mantener tu cuerpo en la posición correcta en el agua (es decir, la que produce menos fricción cuando te mueves).
  2. Cuando nadas, todo debe ser fluido y fluir sin demasiado esfuerzo. No tienes que luchar contra el agua sino usarla como soporte. Las caderas deben girar juntas detrás de los hombros para comenzar a mover la pierna directamente desde la cadera. La rotación excesiva es incorrecta porque hará que las piernas giren demasiado y luego se crucen con el movimiento incorrecto de la "tijera".
  3. Tus pies apenas deben romper la superficie del agua, pero recuerde que lo primero que debes hacer es concentrarte en la rotación de las caderas .
  4. Por otro lado, no flexiones demasiado las rodillas. Doblarlas demasiado es un error muy común que no genera propulsión sino solo fricción.
  5. Solo tienes que doblar las rodillas para que puedas patear con más fuerza. Debes intentar sentir la presión del agua en el interior de la parte posterior del pie.
  6. Cuando haya terminado de patear, es hora de empujar tu pierna hacia arriba, utilizando los músculos de la parte posterior de tu muslo. En este caso, debes intentar centrar su atención en la presión del agua en el interior de la planta del pie. El empuje hacia arriba es tan importante como el empuje hacia abajo: ambas fases crean aproximadamente la misma fuerza propulsora.
  7. Las piernas nunca deben separarse demasiado, esto crea fricción y disminuye la fuerza y la velocidad con la que creamos la propulsión hacia adelante. Simplemente toca la superficie del agua como un "borde alto" y unos pocos centímetros por debajo de la línea del cuerpo como un "borde bajo".
  8. En cuanto a las brazadas, la posición y los movimientos de las manos al nadar son elementos muy importantes si deseas poder mejorar. Con cada brazada lo primero que toca el agua deben ser las yemas de los dedos. Concéntrate en cómo se mueve el agua a través de tus dedos. Entiende el movimiento de tus manos a través y con agua .
  9. Trate de entrar al agua lo más suavemente posible, debe deslizarse a través de ella y no golpees la superficie bruscamente.
  10. Una vez que hayas metido tu mano, el resto del brazo lo sigue como si viniera del mismo agujero hecho en el agua con la mano.
  11. Luego estira tu brazo frente a ti, en la dirección y anchura de tu hombro. Imagina que tienes dos pistas que comienzan desde tus hombros y van rectas y paralelas hacia adelante, haz como si tuvieras que deslizarte por estas pistas con tus manos
  12. Para estirarte mejor hacia adelante, deberá sgirar los hombros (hacia arriba el hombro opuesto a la mano que está entrando en el agua). La mano debe estar a una profundidad máxima de 10 cm en este punto.
  13. Poro otro lado, para comprender cuánto puedes empujarte en el agua y mejorar tu natación, hay muchos ejercicios. Uno de los más famosos es nadar por la piscina con los puños cerrados y luego abrir las manos para tener una mejor percepción del agarre en el agua.
  14. En cuanto a la respiración, cuando comiences a mover las piernas (y los brazos aún están firmes) tienes que girar la cabeza hacia abajo, exhalando por la nariz. Los ojos miran hacia abajo, luego continúan exhalando, vuelves a girar la cabeza y tomas aire, respirando por la boca.
  15. La respiración debe ser corta y rápida. Cuando hayas terminando la fase de empuje (cuando la mano está a punto de salir del agua) gira tu cabeza y respira.

 

Lo último en How To

Últimas noticias