Remedios caseros

Cómo hacer telas ignífugas

Gracias a productos como el bórax, el alumbre o el silicato de sodio puedes convertir las telas en ignífugas, pero debes tener mucho cuidado en el proceso y seguir nuestros pasos.

hacer telas ignifugas
Guía de pasos para saber cómo hacer telas ignífugas

Las telas ignífugas son telas que no se pueden quemar o que de hecho, no arden cuando se produce un fuego. Este tipo de telas se utilizan mucho por ejemplo en teatros, o cuando se trata de trabajar en incendios, pero nosotros podemos intentar convertir alguna de las telas de casa en ignífuga para evitar que se quemen si ocurre algún accidente con el fuego. Veamos a continuación una guía de pasos en la que te explicamos cómo hacer telas ignífugas.

Si deseas hacer una tela a prueba de fuego tendrás que utilizar productos químicos. Sin embargo, esto no significa que tengas protección total. De hecho, la mejor precaución es estar lo más lejos posible de las llamas, aunque puedes por ejemplo tratar de convertir las cortinas o las sábanas de casa en ignífugas para que no ardan en caso de incendio. Veamos cómo hacerlo.

Materiales e ingredientes

  • Silicato de sodio
  • Alumbre
  • Bórax
  • Ácido bórico
  • Guantes
  • Agua
  • Recipiente o una olla
  • Alambre
  • Bañera

Pasos para hacer telas ignífugas

  1. Gracias al bórax, principalmente podemos hacer por ejemplo que las cortinas de casa sean ignífugas, especialmente si son tejidos de rayón y fibra natural. Debes mezclar 3.5 kg de bórax con 2.5 kg de ácido bórico en 45 litros de agua dentro de una tina o recipiente.
  2. Posteriormente, la tela debe sumergirse hasta que esté completamente húmeda. Una vez hayas sumergido la tela por primera vez, debes volver a sumergirla varias veces. De esta forma es posible obtener un efecto óptimo. En este punto, necesitarás secar la tela antes de usarla. Este proceso hace que el tejido sea más suave y más flexible y, al mismo tiempo, lo protege de los microorganismos.
  3. Por otro lado, puedes utilizar también el alumbre, que es un tipo de sulfato triple para convertir las telas de casa en ignífugas. Dentro de una olla, mezcle medio kilogramo de alumbre con medio litro de agua caliente.
  4. A continuación, elige la tela que quieras hacer a prueba de fuego. Debe sumergirse en la solución hasta que esté completamente húmeda. Luego, retira la tela de la olla y colócala en un recipiente. Luego, la tela debe extenderse sobre un cable o sobre un soporte. Ahora espera a que se seque; en este punto ya se podrá utilizar. Notarás que la tela es más rígida que antes, pero con el paso del tiempo tomará, sin ningún problema, la forma deseada.
  5. Por último puedes probar a hacer telas ignífugas con silicato de sodio. Este procedimiento debe realizarse únicamente con el uso de guantes de goma. De hecho, el silicato de sodio es cáustico para la piel y, al mismo tiempo, tóxico si se ingiere. Lo primero que debe hacer es mezclar 30 g de silicato de sodio en un cuarto de litro de agua. Esta operación debe realizarse con cuidado en un contenedor bastante grande.
  6. Luego, la tela se debe lavar y enjuagar completamente antes de sumergirla en la solución. En este punto es necesario esperar a que la tela esté impregnada de la solución. Después solo habrá que colgarla para que se seque.

Lo último en ¿Cómo se hace?

Últimas noticias