Manualidades

Cómo hacer manualidades con arcilla blanca

manualidades con arcilla blanca
Cómo hacer manualidades con arcilla blanca paso a paso

La arcilla es quizás uno de los mejores materiales cuando se trata de hacer figuras o cualquier manualidad a la que deseemos darle una forma en particular de modo que vamos a explicarte paso a paso, y de manera sencilla, cómo hacer manualidades con arcilla blanca.

La arcilla blanca en concreto, es perfecta para hacer figuras y en especial es muy recomendable para que la usen los niños ya que es muy moldeable y fácil de trabajar además, de secarse al aire sin que tengamos que meterla en el horno. Veamos entonces qué manualidades podemos hacer con ella.

Pasos para hacer manualidades con arcilla blanca

La arcilla blanca es una arcilla elaborada a base de agua de modo que es fácil que una vez comprada, le puedas manipular con las manos fácilmente y que además, se te seque al aire de un día para otro cuando hayas acabado de hacer tu manualidad, para la que además te irá bien usar utensilios como cuchillos que son específicos para realizar figuras de arcilla. Además, sigue estos pasos.

  1. Figuras o cosas como un coche, o también hojas es lo que podéis hacer con arcilla blanca, de modo que lo primero que debes hacer es decidir que tipo de manualidad deseas hacer.
  2. A partir de tu idea elige también el tamaño, porque si por ejemplo haces flores con arcilla blanca y son pequeñas, las podrías pintar y luego añadir un pequeño colgante para que sean unos pendientes o una cuerda para hacer un collar.
  3. Dibuja en un papel lo que tienes en mente, y a partir de aquí coge un trozo de arcilla del tamaño deseado.
  4. Colocate en un lugar en el que tu superficie de trabajo no sea muy seca y tampoco absorba demasiado la humedad ya que la arcilla blanca tiende a secarse rápido y no es lo que queremos mientras estamos trabajando con ella.
  5. Toma el trozo de arcilla, lo aplastas sobre la superfície de trabajo y comienzas a amasar de modo que hagas que sea cada vez más moldeable.
  6. Cuando veas que ya puedes trabajar sin problema la arcilla, comienza a hacer tu figura o lo que hayas decidido a hacer.
  7. Cuando tengas la forma de tu figura, toma un pequeño cuchillo para manualidades y dedícate a los detalles y a eliminar los restos de arcilla que veas que te sobran.
  8. A medida que vayas trabajando la arcilla blanca, deberás ir mojándola de vez en cuando (puedes rociarla con un spray con agua), para que no se ponga dura y puedas moldear sin problema.
  9. Cuando hayas acabado, de trabajar y estés contento con tu figura, la puedes sacar al aire y dejarla secar. En el caso de querer parar de trabajar sin haber acabado, cubre la figura con un trapo húmedo y luego la metes en una bolsa de plástico, de modo que pasadas las horas o al día siguiente puedas seguir trabajando la masa sin problema.
  10. Una vez tengas tu manualidad creada y seca, llega el momento de pintarla o barnizarla si deseas dejarla de color blanco.

Lo último en How To

Últimas noticias