Escultura

Los cinco escultores más famosos de la historia

¿Quieres conocer más sobre la obra de estos y otros grandes escultores? Aquí analizamos a los cinco escultores más famosos.

Venta de escultura invisible

7 obras de Miguel Angel

Un mármol desechado, la estatua más famosa

Fidias
Escultores más famosos

La escultura, el arte de representar figuras tridimensionales en variados materiales, ha tenido a lo largo de la historia excelsos representantes en diversos lugares del mundo.

Algunos de ellos revisten especial importancia por sus aportes, innovaciones y cambios en esta expresión artística.

Conozcamos algunos que pueden ser considerados los cinco escultores más famosos de la historia:

Praxíteles (Atenas, 395-330 A.C.)

Fue nada menos que el renovador del clasicismo en la Grecia precristiana. Sus obras son fundacionales para el estilo helenístico, por lo que su importancia trasciende hasta el Renacimiento.

Afrodita, su obra más conocida introduce el uso exhaustivo de las líneas curvas como significantes de la sensualidad y emocionalidad del cuerpo humano. Fue a su siglo lo que Fidias al suyo.Praxíteles

Fidias (Atenas, 500-431 A.C.)

El escultor por antonomasia. Vivió en el siglo V a.c. y es el exponente más importante de la escultura de la Atenas de Pericles. Sus intervenciones en la arquitectura de la ciudad todavía conmueven a los sortarios que pueden visitarla.

Sus dos grandes obras, la Atenea Pártenos, la diosa del Partenón, y la estatua de Zeus en Olimpia, lugar donde se piensa fue hallado su estudio, fueron hechas en oro y marfil. Tuvo formación como artista y su encumbramiento fue tal que, según el comediógrafo Aristófanes, murió prisionero durante un proceso en el que fue acusado de apropiarse de parte de los fondos asignados para la reconstrucción de la Acrópolis ateniense.

Michelangelo Buonarroti (Italia, 1475-1564)

Su figura pertenece al siempre pequeño grupo de artistas cuya grandeza refuerza la humanidad. Tuvo el privilegio de ver publicadas en vida dos biografías suyas. Florentino, nacido en el último cuarto del siglo XIV.

Su obra escultórica, la que más apreciaba, tiene varios nombres universales: David, La Piedad, Cupido, Baco, todas obras geniales cuyo sentido de la sensualidad logró desatar la furia del religioso dominico Girolamo Savonarola hasta hacer posible el desalojo de los Médicis de Florencia.

Tuvo entre sus discípulos a otro de los grandes escultores de la historia: Benvenuto Cellini.

Auguste Rodin (Francés, 1840-1917)

François-Auguste-René Rodin rompió con las reglas clásicas de la escultura en el siglo XIX. Desde el punto de vista histórico, se considera que con su obra finalizó la mimesis en la escultura. Su técnica, inacabada para muchos, también reaccionaba contra los cánones perfeccionistas. Caótico, impresionista, su observación del cuerpo la hacía por y para el movimiento.

El Pensador es de las obras más reconocidas y recordadas de la escultura universal.

Alexander Calder (Estadounidense, 1898-1976)

Precursor nada más y nada menos que de la escultura cinética. El aporte cualitativo de Calder es haberle dado movimiento a lo que hasta que creó sus móviles era inmóvil.

Ingeniero, hijo y nieto de escultores, Calder probablemente intentó desbalancear dentro del balance sus sólidos móviles. Influenciado por Mondrian, militó desde joven en lo no figurativo, llegando a ser un autor iconográfico del movimiento abstraccionista norteamericano.

Su obra más destacada, declarada Patrimonio de la Humanidad, son las Nubes Acústicas fijadas en la bóveda del Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas.

Lo último en Historia

Últimas noticias