Zoido niega haber hablado "en su vida" vía SMS con el golpista Sànchez, que lo alegó ante el juez del 1-O

Jordi Sànchez, ex presidente de la ANC.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha asegurado este miércoles que no ha hablado "en su vida" con el expresidente de la ANC Jordi Sànchez al ser preguntado sobre la declaración de éste ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena en la que señaló que guardaba comunicaciones con miembros del Gobierno antes del referéndum del 1 de octubre.

"No conozco a ese señor ni he hablado en mi vida con él", ha respondido Zoido a preguntas de los periodistas en los pasillos del Congreso de los Diputados.

Jordi Sànchez defendió su excarcelación ante el juez del Supremo aludiendo a "conversaciones con representantes del Gobierno de España" en los días previos al referéndum ilegal. Según Sànchez, esos contactos, que dice tener guardados, no auguraban que se produjera la actuación policial de ese día.

"Hacían prever que podría haber en algún lugar alguna tensión, algún altercado, pero no lo que ocurrió el 1 de octubre, porque el propio auto de la juez hablaba de principio de proporcionalidad", relató al magistrado el 11 de enero, según los fragmentos de la declaración publicados este miércoles por La Vanguardia.

Sánchez habría aseverado que el referéndum "era un acto ilegal" y que las agresiones sufridas tanto por ciudadanos como por agentes policiales son lo peor que ha ocurrido en Catalunya en muchos años.

Por su parte, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha dicho que desconoce si miembros del Gobierno mantuvieron o no conversaciones con el ahora diputado de JxCat desde prisión, Jordi Sànchez, antes del referéndum del 1 de octubre, al mismo tiempo que le ha instado a publicar los mensajes que dice guardar y que demostrarían la existencia de esos contactos.

Así se ha manifestado el ministro en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, preguntado por la información publicada sobre la declaración de Sànchez ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

"No sé qué conversaciones se pudieron mantener o no de miembros del Gobierno y de cualquier otra formación política en ese momento, pero si el señor Jordi Sànchez considera que esas conversaciones deben salir a la luz, que lo haga", ha subrayado De la Serna.

Para el ministro, "no tiene mucho sentido" que una persona como Jordi Sànchez —que está en prisión provisional por su implicación en el proceso soberanista— "ahora se dedique a amenazar con la existencia de determinados mensajes".

En cualquier caso, ha dicho estar "seguro" de que "no hay nadie en Gobierno preocupado" por la declaración de Sànchez ni por la posibilidad de que "pueda dar a conocer cualquier tipo de mensaje".

"No tienen otro recurso que intentar desviar la atención", ha remarcado.

Lo último en España