Acercamiento presos etarras

Los socialistas cierran el acuerdo con el PNV para pedir el acercamiento de los presos de ETA

PNV
Iñigo Urkullu, líder del PNV. (Foto: EFE)

Los socialistas cierran el acuerdo con PNV para pedir el traslado de los presos a las cárceles del País Vasco. Los socialistas vascos harán de lanzadera del pacto bajo manga firmado entre el Gobierno y PNV. El objetivo: lograr el acercamiento a las prisiones vascas en vísperas de las próximas elecciones autonómicas. La medida puede suponer una inyección de voto para PNV, que se disputa parte de su electorado con EH Bildu, y, teniendo en cuenta la evolución electoral del País Vasco, también para el PSE, que se disputa el voto con Podemos.

El acuerdo se circunscribe bajo un pronunciamiento en el que entrará EH Bildu y el propio Podemos. Y es que, a sólo dos semanas de la moción de censura que ha permitido a Sánchez ser presidente arrebatando el Gobierno a Mariano Rajoy, el Parlamento Vasco consagra este jueves el mensaje que permitirá justificar el acercamiento de los etarras a las cárceles vascas.

Así PNV, EH Bildu, Podemos y los socialistas vascos respaldan ya una proposición no de ley en la que todos ellos piden «otra política penitenciaria» y exigen a los presos de ETA una sola condición para que se produzca el acercamiento: que «reconozcan» el daño causado. Y punto: no que se arrepientan, no que lo critiquen, no que afirmen su barbarie por asesinar. No: que reconozcan el daño.

El teatro del acercamiento

A partir de ese documento se construirá el teatro del acercamiento. Un teatro al que no se pueden negar EH Bildu y Podemos porque es tan light el requisito a los asesinatos etarras que sería imposible de justificar su negativa al acuerdo -pese a que ellos saben perfectamente que este acercamiento está diseñado para robarles voto en las próximas autonómicas-.

El acuerdo de todas las fuerzas vascas, salvo el PP, ha cogido por la mano, además, una propuesta que partió de la propia EH Bildu, con lo que negarse al respaldo ahora era aún más difícil. Y es que hace ya un par de meses los partidos separatistas trasladaron una propuesta con dos puntos en la que se pedía que al Parlamento que quedase claro el «desacuerdo» con la política penitenciaria y las medidas «excepcionales de aislamiento» mantenidas por el PP.

Una sola condición deberán cumplir los presos: reconocer el daño causado. No que se arrepientan ni que lo critiquen

Además, se pedía a la Cámara que expresase su oposición a que las penas impuestas a los presos de ETA se cumplieran «lejos de los lugares de arraigo social y familiar, facilitando la relación con sus familiares».
En base a ese texto, y desaparecido ya del Gobierno nacional el PP, PNV y los socialistas han trazado un plan para beneficiarse ellos electoralmente del acercamiento de los presos y robarles ese ‘triunfo’ -como ellos lo consideran- a EH Bildu y Podemos.

A partir de ahí, el teatro tenía que ser aceptado por Bildu para que los presos compren la medicina. Y esa medicina se ha constituido con el texto que este jueves incluye ya la fórmula de aceptación por los terroristas. Un texto que sólo exige que afirmen que para «avanzar en las políticas de convivencia», es necesario que los etarras asuman «principios como el de individualización, humanidad y reconocimiento del daño causado». El escrito, de hecho, ha sido redactado y pactado por PNV, Podemos y los propios socialistas.

Si lo aceptan los presos etarras, el teatro estará concluido y empezará el traslado a las prisiones vascas.

Lo último en España

Últimas noticias