Independentismo en Cataluña

Los separatistas desatascan los Presupuestos a Sánchez tras ceder a la ‘cumbre’ con Torra

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez y Quim Torra en La Moncloa el pasado julio. (Foto: EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya tiene el primer 'sí' de los separatistas a sus Presupuestos de 2019 con el apoyo de ERC y PDeCAT a su senda de déficit, presentada este jueves en el Congreso de los Diputados

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya tiene el primer ‘sí’ de los separatistas a sus Presupuestos de 2019 con el apoyo de ERC y PDeCAT a su senda de déficit, presentada este jueves en el Congreso de los Diputados. Un respaldo que ha sido posible tras acceder el jefe del Ejecutivo a entrevistarse con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, esta tarde en Barcelona. Así mismo, varios ministros se reunirán en paralelo con consejeros catalanes.

Este gesto de Sánchez ha llevado a los independentistas a abrir la puerta a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que tras el objetivo de déficit votado hoy, se enfrentarán dentro de unos meses a las enmiendas a la totalidad y ya en primavera a su aprobación definitiva tras pasar por el Senado.

La aprobación del objetivo de déficit (del 1,8% en lugar del 1,3%) de este jueves tiene más de simbolismo en la relación que reconducen Gobierno y Generalitat que carácter efectista, ya que dicho objetivo será tumbado por el Senado la semana que viene gracias a la mayoría absoluta del PP (Ciudadanos también lo rechazará). Sin embargo, su rechazo por la Cámara Alta no es inconveniente para que el Gobierno presente los Presupuestos, y lo más importante, el haber obtenido el respaldo de los separatistas permite a Sánchez ser optimistas ante las próximas votaciones clave sobre las cuentas estatales. Los independentistas han virado de la abstención en julio sobre el mismo objetivo de déficit a apoyarlo ahora. De por medio, el sí de Sánchez a reunirse con Torra y escuchar sus demandas secesionistas en el Palacio de Pedralbes.

El PDeCAT justifica ahora su apoyo a la senda de déficit de Sánchez como "una propuesta para una solución política en Cataluña"

En los corrillos del acto de la Constitución el pasado 6 de diciembre, Sánchez ya dijo que su objetivo, y básicamente la continuidad de la legislatura para evitar convocar elecciones antes de 2020, pasaba por lograr primero la abstención del PDeCAT (con ello es suficiente) a las enmiendas a la totalidad a los PGE. Y después buscar el sí definitivo de los separatistas para poder sacar las cuentas adelante.

"Poner lubricante"

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tarda, ha ilustrado bien este juego de sombras que mantienen el Gobierno socialista y el Ejecutivo de Torra. En declaraciones en los pasillos del Congreso, ha justificado el voto afirmativo de su formación a la senda de déficit para "poner lubricante en los rodamientos", matizando que esta posición no supone en este momento un futuro voto favorable a los Presupuestos.

"Saber dónde estaremos en dos semanas me parece imposible", ha dicho Tardá al ser preguntado por el voto de ERC a las cuentas públicas, al tiempo que ha insistido en que "los republicanos queremos contribuir a escenarios de diálogo". Tardá ha valorado positivamente la reunión de Pedralbes en tanto "hay que empezar a avanzar y ver en qué coincidimos".

Desde la tribuna, el diputado del PDeCAT Ferrán Bel ha explicado que el voto a favor de su formación se ha tomado "de acuerdo con el criterio del Govern de la Generalitat" como "una propuesta para una solución política en Cataluña, que no pasa únicamente por un nuevo Estatut", ha remarcado. Al igual que Tardá, ha negado que esto anticipe futuros apoyos a los Presupuestos una vez lleguen a la Cámara.

Lo último en España