Congreso de los Diputados

Sánchez afirma que Marlaska purgó a De los Cobos para evitar una «policía patriótica» en la Guardia Civil

"Si le parece mal que los ministros formen sus equipos, pues se lo podría haber dicho a Fernández Díaz", lanza a Casado

El presidente se jacta del infectódromo del 8-M y desafía a la juez: «¡Viva el 8 de marzo!»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, respondiendo a PP y Vox en el Congreso de los Diputados.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha insinuado este miércoles en el Congreso de los Diputados que la destitución del jefe de la Comandancia de Madrid de la Guardia Civil, el coronel Diego Pérez de los Cobos, se enmarca dentro de la remodelación que está realizando el ministro del Interior para evitar una «policía patriótica», término empleado por Pablo Iglesias en la etapa del PP.

En el debate de la sexta prórroga del estado de alarma en el Congreso de los Diputados, Sánchez ha manifestado: «El ministro del Interior está destapando esa policía patriótica y por eso ustedes le atacan; si le parece mal que los ministros formen sus equipos en base a criterios de confianza, pues se lo podría haber dicho al señor Fernandez Díaz, que removió los mandos como otros, pero usted calló», ha señalado el presidente del Gobierno en respuesta al líder del PP, Pablo Casado.

Sánchez ha contestado así a las críticas de Casado y del presidente del Vox, Santiago Abascal, sobre la polémica destitución de De los Cobos por la investigación que está realizando la Guardia Civil sobre la permisión de la multitudinaria del 8-M pese a que el coronavirus ya estaba desbocado para entonces en Madrid.

«No van a encontrar»

«Con este gobierno no ha habido ni habrá nunca una intrusión política en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. No somos iguales para la democracia. Sí les puedo garantizar, mientras gobierne el PSOE en coalición con el partido Podemos, que con este gobierno nunca se va producir una mal llamada policía patriótica, por más que busquen no van a encontrar», ha enfatizado Sánchez en actitud desafiante ante la oposición y en plena investigación judicial.

Se da la circunstancia de que el delegado del Gobierno en Madrid, el socialista José Manuel Franco, está imputado por un presunto delito de prevaricación y tiene que declarar ante la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel.

En el turno de preguntas, Casado ha cargado de nuevo contra el jefe del Ejecutivo por el cese del «intachable» coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos y ha señalado que utiliza a Marlaska como un «escudo» porque «la instrucción la dio» el propio Sánchez.

La carta del DAO

Casado ha solicitado ver la carta de dimisión del director adjunto operativo (DAO) de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, que, a su juicio, «va a ser muy interesante». También ha pedido explicaciones «sobre la purga al director de la Policía Nacional que pidió material» por el coronavirus y sobre las «instrucciones para controlar las redes sociales» que se dieron al general José Manuel Santiago Marín.

«Desde los tiempos de la cloaca, eso sí que fue una cloaca de Luis Roldán, no habíamos visto esto. Por cierto, si quiere hablar de cloaca policial hable con el señor Iglesias o con la señora Lola Delgado», ha proseguido Casado, aludiendo a las declaraciones que se publicaron de la actual fiscal general del Estado junto al comisario José Manuel Villarejo hablando sobre «prostitución y extorsión de empresarios, periodistas y jueces y trata de menores».

En su réplica, Sánchez ha insistido en que el PP «ataca al ministro del Interior» porque éste «está colaborando con la Justicia para acabar con la policía patriótica». Sin embargo, tras dar a entender que todavía existen elementos activos de la misma, el jefe del Ejecutivo ha dicho que con su Gobierno «no hay policía patriótica» porque Grande-Marlaska la está «destapando» en un proceso de remodelación que continúa abierto. «No hay parapolicías que se dedican a ocultar sus vergüenzas, sus corrupciones y a manipular el buen nombre de la Guardia Civil y de la Policía Nacional», ha añadido el jefe del Ejecutivo socialcomunista.

«No voy a dimitir»

Por su parte, y en la misma sesión de control, Grande-Marlaska ha tenido una particular manera de desvincularse de la destitución de Pérez de los Cobos. «No voy a dimitir, no he cometido ninguna ilegalidad, ni yo ni me equipo. Yo no he cesado al señor Pérez de los Cobos sino ha sido el secretario de Estado a propuesta de la Guardia Civil», ha respondido a la oposición.  Tanto el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez Ruiz, ex jefe de gabinete de Marlaska, como la directora general de la Guardia Civil, la socialista María Gámez, son cargos de confianza del propio ministro.

La portavoz del PP en la Comisión de Interior, Ana Vázquez, ha reprochado así a Marlaska que se aferre al cargo y no dimita: «Me resulta increíble verle ahí sentado perdiendo su dignidad, permitiendo los ataques a la Guardia Civil cuando el presidente del Gobierno les llama policía patriótica o los ataques de la vicepresidenta, insinuando que son unos golpistas».

Lo último en España

Últimas noticias