Salvaje adoctrinamiento infantil en Lérida: ponen a los niños a recortar cruces amarillas

Salvaje adoctrinamiento infantil en Lérida: ponen a los niños a recortar cruces amarillas
Adoctrinamiento infantil en Borges Blanques

El adoctrinamiento infantil por parte de los separatistas en Cataluña no solo no tiene visos de cesar, sino que cada vez ofrece imágenes más inquietantes como esta que ha sido recogida en el municipio leridano de Borjas Blancas. Allí nos hemos encontrado con una imagen, difundida por Societat Civil Catalana, que ilustra a la perfección el más crudo y directo uso de los niños para propagarlas ideas separatistas y desafiantes con la legalidad.

Como si se tratase de una actividad escolar, un colegio de la mencionada localidad de Borjas Blancas ha sido convertido en escenario de una mezcolanza de toda la iconografía de apoyo a los presos golpistas que en los últimos tiempos viene azuzando Cataluña. Ahí, en una calle al lado, están padres y niños sobre una enorme alfombra amarilla y bajo las fotos de los golpistas presos llegando el camino de cruces amarillas, que diseñan y forman en mesas todos juntos, padres, niños, profesores…

El Ayuntamiento de la localidad, liderado por el convergente Enric Mir, interpeló a Societat Civil Catalana a través de Twitter para defender esa actividad, aseguando que "la imagen está tomada en la calle, no en el interior del colegio. Corresponde a una iniviativa conjunta de numerosas asociaciones del pueblo que están realizando actividades lúdicas en las calles".

Salvaje adoctrinamiento infantil en Lérida: ponen a los niños a recortar cruces amarillas

Estas actividades lúdicas son nuevas muestras del adoctrinamiento infantil que se viene realizando en Cataluña. Hace poco informábamos en OKDIARIO de las celdas que en la capital provincial Lérida se habían colocado para que los niños pudieran sentirse ‘presos políticos’. O del adoctrinamiento salvaje en Vic, donde se hicieron corear a los niños proclamas golpistas en la festividad de Sant Jordi. Hasta la televisión pública catalana ha llegado a emitir programas infantiles, en pleno 155, en los que se explicaba a los niños por qué Puigdemont y compañía "son presos políticos".

Lo último en España