Ataque a Vox

Robles ordena investigar los ordenadores ‘zombi’ de Defensa que atacaron a Vox antes del 28-A

robles defensa
La ministra Margarita Robles despacha con el Mando Conjunto de Ciberdefensa.

Ordenadores pertenecientes a la red del Ministerio de Defensa figuran en el informe forense encargado por Vox tras el ciberataque que sufrió el 27-A. Robles ha ordenado una investigación interna. Todas las sospechas apuntan a que puede tratarse de terminales 'zombi' controlados de forma externa por 'hackers'.

El Ministerio de Defensa ha abierto una investigación interna para averiguar por qué ordenadores de su red figuran entre los que atacaron a los servidores informáticos de Vox en las jornadas previas al 28-A. Los técnicos del Mando Conjunto de Ciberdefensa tratan de detectar los ordenadores ‘zombi’, controlados desde el exterior, que tumbaron la web de los de Santiago Abascal.

Lo desveló OKDIARIO: el ataque contra los servidores de Vox en la jornada de reflexión del 28-A, que mantuvo caída su página web durante todo el día, se efectuó desde direcciones IP del Ministerio de Defensa y del PSOE.

El Ministerio de Defensa ha encargado una investigación interna con el objetivo de averiguar cómo pudieron participar los ordenadores de la red ministerial en el ciberataque contra Vox.

La ofensiva se realizó mediante el envío masivo de peticiones a los servidores donde se alojaba la web de Vox, hasta que finalmente estos colapsaron y la web dejó de estar accesible. Un golpe duro para el partido, ya que en la jornada de reflexión muchos electores indecisos acuden a las webs de los partidos para conocer sus programas electorales.

En su denuncia a la Guardia Civil, que dirige la investigación, Vox presentó un informe forense encargado a una empresa especializada. En ese documento se apuntaba a varias direcciones IP -la ‘matrícula de un ordenador o una red local-. Entre ellas, había una que se correspondía con el PSOE y otra con el Ministerio de Defensa. Concretamente, la ‘193.33.3.234’.

Ordenadores ‘zombi’

Esto no significa a la fuerza que funcionarios adscritos al Ministerio hayan utilizado las redes informáticas de Defensa para atacar y tumbar la web de Vox. De hecho, explican fuentes militares consultadas por OKDIARIO, rastrear el origen de las IPs es “tan fácil que en caso de que Defensa estuviera detrás sería la operación más chapucera de la historia”.

La principal y prácticamente única hipótesis que se maneja es que los ordenadores hayan sido utilizados por atacantes externos, que previamente habrían convertido a estos ordenadores en ‘bots’ o ‘zombis’ infectándolos con un virus.

Ante esta posibilidad, Defensa ha dado orden de proceder a revisar la red de ordenadores para detectar si han sufrido alguna invasión externa de este tipo.

En las labores trabajan, según fuentes militares, miembros del Mando Conjunto de Ciberdefensa. En cualquier caso, explican estas voces, los ordenadores infectados no se encontrarían conectados a las “redes reservadas” del ministerio, sino a las de propósito general.

Los hackers que están detrás de estos ataques recurren a este tipo de técnicas para crear ‘ejércitos’ de miles de ordenadores que, ante una orden, se lanzan a enviar peticiones masivas a un servidor hasta colapsarlo. El éxito y la gravedad de estos ataques, denominados ‘DDoS’ o de ‘denegación de servicio’, depende del número de ordenadores que se utilicen.

Lo último en España