PSOE

Rebelión socialista: barones y diputados critican el «espectáculo esperpéntico» tras el pacto con Bildu

En el PSOE no ha gustado el acuerdo alcanzado con los de Otegi y denuncian no haber sido informados del pacto con los vascos

Última hora del coronavirus, en directo

Bildu
Adriana Lastra, Pedro Sánchez y Carmen Calvo, en un descanso de la sesión de investidura. (Foto: Francisco Toledo)s

El pacto con Bildu amenaza con romper la paz interna que, tras la victoria de Pedro Sánchez en las primarias, se impuso en el Partido Socialista. Barones regionales y diputados en el Congreso critican el acuerdo que firmaron Adriana Lastra, Pablo Echenique y Mertxe Aizpurua. Denuncian que se enteraron del pacto por los medios de comunicación y tildan lo vivido en las últimas horas de «espectáculo esperpéntico».

PSOE, Podemos y Bildu hicieron público un documento tras acabar la sesión plenaria de este miércoles en el que el Gobierno se comprometía a derogar la reforma laboral de forma íntegra a cambio de la abstención de los herederos de ETA a la quinta prórroga del estado de alarma. Con ese documento, que juntaba por primera vez los logos del PSOE y Bildu en un acuerdo nacional, el partido de Pedro Sánchez daba un paso adelante en la normalización de las relaciones con la formación de Arnaldo Otegi, que no ha condenado nunca el asesinato de decenas de socialistas.

El acuerdo pilló por sorpresa incluso a los ministros, que no sabían nada, ya que Sánchez e Iglesias dieron el beneplácito horas antes sin transmitirlo al gabinete. El martes anterior, en la reunión del Consejo de Ministros, tampoco se hizo ninguna referencia pese a que el presidente tenía conocimiento desde el lunes del avanzado estado de las negociaciones.

Esa ocultación, tras hacerse público, provocó la furia de algunos ministros, que entraron en cólera. La titular de Economía, Nadia Calviño, tras varias llamadas, entre otras a Sánchez, obligó a emitir un mensaje de WhatsApp rectificando el acuerdo. Ya era medianoche. En ese momento el Partido Socialista dijo que sólo se derogarían algunos aspectos.

Ayer por la mañana, simultáneamente en dos emisoras de radio, el vicepresidente segundo y líder de Podemos le recordaba al PSOE que «la derogación se hará íntegramente» y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, vinculaba la futura derogación a la aclaración que hizo su partido de madrugada.

Iglesias, no obstante, amenazaba a sus socios exigiendo que «lo firmado es lo firmado, luego que cada partido diga lo que quiera». A la misma hora, la portavoz de Bildu en la Cámara Baja se reafirmaba en el acuerdo. Ya por la tarde, en una conferencia con empresarios, Calviño estallaba contra Sánchez e Iglesias y calificaba de «absurdo y contraproducente» el pacto.

Durante el día, los grupos de WhatsApp del PSOE también iban sacando humo. Algunos declaraban sentirse «estupefactos» ante «el circo» montado en menos de 24 horas. Con el Gobierno cada vez más tensionado, debido a las diferencias entre los socios de coalición, cualquier síntoma de debilidad que dé munición a la oposición es «un grave error» para algunos dirigentes del PSOE.

Aunque tienen claro que la vicesecretaria general y portavoz en el Congreso Adriana Lastra no es la única responsable, muchos coinciden en que alguien debería asumir responsabilidades por lo ocurrido.

Lo último en España

Últimas noticias