Rajoy se compromete con Lambán a estudiar un plan para crecidas del Ebro como las de los últimos días

Javier Lambán se reúne con Mariano Rajoy.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha reunido este miércoles con el jefe del Ejecutivo aragonés, Javier Lambán, y ambos se han comprometido a avanzar en el estudio de un plan para evitar las consecuencias de crecidas del Ebro como la ocurrida en los últimos días.

Rajoy y Lambán se han reunido en el Palacio de la Moncloa para analizar diversos asuntos, entre ellos, las inversiones del Estado en Aragón y la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica.

Pero han dedicado una parte importante de su encuentro, de casi una hora y cuarto de duración, a analizar las consecuencias de la crecida del Ebro.

Lambán ha lamentado los efectos "devastadores" de la misma y el hecho de que los sucesivos gobiernos centrales no hayan adoptado medidas para evitar este tipo de inundaciones.

Por ello, ha pedido a Rajoy una urgente actuación que tenga la dotación presupuestaria suficiente.

En concreto, ha pedido que se repongan estructuras agrarias destrozadas, que se acometa la limpieza del río Ebro tanto en sus orillas como en su cauce para evitar su desbordamiento y que se afronte un plan integral de reparaciones para que los cascos urbanos resulten totalmente inabordables por cualquier crecida.

 Rajoy está de acuerdo

Lambán ha dicho que Mariano Rajoy ha estado sustancialmente de acuerdo con esos planteamientos y se han comprometido a que en fechas "muy próximas" la ministra de Agricultura y el consejero aragonés de Medio Ambiente se reúnan para poner en marcha medidas coyunturales y a medio y largo plazo.

"Es un problema del Gobierno de España, pero el Gobierno de Aragón está dispuesto a aportar todo lo que sea capaz", ha recalcado.

Al ser preguntado por las ayudas que pueda aprobar el Gobierno en la próxima reunión del Consejo de Ministros ante los daños provocados por la crecida, Lambán ha precisado que no se trata sólo de ayudas, sino de inversiones en infraestructuras y de limpiar el Ebro.

No obstante, en la actualidad considera que es difícil aún cuantificar los daños provocados porque hay que esperar a que remitan las inundaciones.

A la espera de ello, el Gobierno aragonés calcula en al menos 80 millones de euros los necesarios para dar una solución estructural al problema del río.

"Ahora lo urgente es reponer las estructuras agrarias y garantizar la seguridad de los pueblos teniendo en cuenta que se trata de una catástrofe natural recurrente y casi crónica", ha añadido.

El presidente aragonés ha comentado que, con motivo de su reunión con Rajoy, le ha obsequiado con "unas cuantas docenas" de espárragos de Quinto de Ebro y que ha explicado que son de los pocos que han quedado tras la reciente riada.

Además, ha regalado a Mariano Rajoy la última edición de "El Político", de Baltasar Gracián, un libro que glosa las virtudes de Fernando el Católico y que ha recordado que se escribió en 1640 en un momento de rebelión en Cataluña y en el que Portugal se estaba separando de España.

Lo último en España

Últimas noticias