Elecciones Generales 2015

El PSOE planteó ayer prohibir los burdeles y multar a los clientes y ahora recula

Pedro-Sánchez
Pedro Sánchez

El PSOE no aclara en el borrador de su programa electoral cómo afrontar el tema de la prostitución. Este lunes se aprobó el documento que los socialistas defenderán de cara a las elecciones generales del 20 de diciembre.

El tema que más quebraderos de cabeza dio fue la legalización o prohibición de la prostitución. Algunos dirigentes se mostraron este lunes en contra de la medida que propone el secretario general, Pedro Sánchez, sobre "sancionar el uso y la demanda de prostitución" y debido al intenso debate ese punto desapareció por la tarde del borrador para volver a incluirlo por la noche a última hora antes de hacerlo público.

De entrada, el documento explica que "se sancionará el uso y demanda de la prostitución". Es decir, los socialistas establecen sanciones pero no figura de qué tipo, ni en qué consistirán. Fuentes internas del partido aseguran que el debate permanece abierto a estas alturas y solo queda claro y aceptado por todos que hay que castigar a los usuarios con una ley nacional, como se hace en los países nórdicos como Suecia, junto a reglamentos municipales.

Finalmente en el borrador figuran medidas como reintroducir en el Código Penal la figura de la "tercería locativa (el que alquila habitaciones) en los términos del Convenio de Naciones Unidas, lo que permitirá desmantelar la industria del sexo"; "introducir la figura de penalización de todo tipo de proxenetismo lucrativo medie o no el consentimiento de la persona prostituida" y "sancionar la demanda y compra de prostitución".

Además, los socialistas apuestan por "promover un acuerdo global para perseguir de forma coordinada y eficaz entre todos los países que sumen al mismo, la deleznable lacra de la Trata de Personas con fines de explotación sexual" e impulsar una Ley integral contra la trata de seres humanos que "establezca mecanismos adecuados para la prevención, refuerce la persecución de oficio del delito, evite la publicidad de contenido sexual y ponga en marcha servicios y programas de protección social y recuperación integral de las personas que han sido explotadas".

A la espera de la propuesta de Ciudadanos

Ya en abril los socialistas fueron críticos con la formación de Albert Rivera tras proponer legalizar la prostitución que se ejerce de forma voluntaria. Ciudadanos aseguró en primavera que será uno de los puntos a incluir en su programa para las elecciones generales.

Los naranjas todavía no han presentado ni el borrador pero ya recogieron en su programa para las elecciones catalanas de 2012 la legalización de ese tipo de prostitución. "Defenderemos un marco legal regulado para el ejercicio de la prostitución voluntaria que permitirá una mayor protección y seguridad de las personas que se dediquen a dicha actividad, velando por la voluntariedad de su ejercicio y por el control de las condiciones de salubridad e higiene en su práctica", rezaba el texto.

Ciudadanos apuesta por la incorporación al mundo laboral como autónomas a las mujeres que ejerzan la prostitución de forma profesional y voluntaria, permitiendo su ejercicio únicamente en establecimientos legalizados y controlados, pero no en la calle ni en espacios públicos. Los clientes que se salten esa prohibición serán castigados al pago de una multa, pero no así las prostitutas, señalaron.

Ya en su día, la portavoz parlamentaria de Igualdad del PSOE, Carmen Montón, descalificó con dureza la propuesta de Rivera preguntando "si esta es la fórmula que propone para salir de la crisis y acabar con el desempleo de las mujeres: que se legalice la compraventa de sus cuerpos". Montón señaló que "Ciudadanos quiere legalizar la prostitución porque tiene una vertiente económica".

Lo último en España

Últimas noticias