El PSC propone al resto de grupos en el Parlament un cordón sanitario a Vox

Salvador Illa
El líder del PSC, Salvador Illa.

El PSC ha propuesto este miércoles al resto de grupos en el Parlament de Cataluña aplicar un cordón sanitario a Vox. Los socialistas quieren «cerrar el paso a la extrema derecha en las posiciones institucionales del Parlament».

La irrupción de Vox en el Parlament de Cataluña con 11 diputados, tras cosechar unos resultado sorprendentes en las recientes elecciones catalanas, ha sentado a cuerno quemado entre las formaciones independentistas catalanas, que ven cómo en pocos años se ha pasado de la preponderancia de Cs, a la llegada de los de Abascal.

Por eso, el PSC de Salvador Illa se ha puesto manos a la obra y quiere liderar el frente contra Vox. Entre las medidas que los socialistas van a proponer a las fuerzas independentistas, figura la coordinación entre los grupos para que ningún diputado de Vox sea elegido miembro de la Mesa del Parlament. Todo un cordón sanitario que partidos como ERC, Junts o En Comú aplicarán sin ningún tipo de duda.

Precisamente, los socialistas catalanes han lanzado estas propuestas en una reunión con la marca blanca de Podemos –sus socios de Gobierno a nivel nacional- y pretende hacerlo extensible al resto de grupos. Además de vetar a Vox en la Mesa, los de Illa quieren coordinarse con el resto de grupos para que no firmen iniciativas conjuntas con Vox, partido al que los socialistas no citan en su documento.

Para finalizar el cordón sanitario total a los de Abascal, el PSC también pretende dejar fuera a los diputados de Vox de cualquier posición en las comisiones parlamentarias.

Con estos visos se plantea una legislatura del todos contra Vox . La debilidad de PP y Cs, que se han visto no sólo superados por los de Abascal, sino que se encuentran en franca minoría con respecto a ellos, no surtiría ningún efecto en cuanto al número de apoyos que la formación recibiría para poder ejercer con garantías la oposición dura que ya han advertido los de Garriga y compañía que llevarán a cabo desde la Cámara.

ERC y la CUP, conjurados para callar a Vox

La CUP podría asumir la presidencia del Parlament pese a contar únicamente con nueve representantes en la cámara catalana. Esquerra Republicana está dispuesta a ceder el control del legislativo a los antisistema a cambio de su apoyo a la investidura de Pere Aragonès. El movimiento de ERC, que ayer martes celebró la segunda reunión para la negociación con los cuperos, persigue también callar a Vox situando al frente del Parlament a los que se denominan antifascistas. Tienen de tiempo hasta el 12 de marzo, cuando se constituirá el Parlament, para llegar a un acuerdo.

La candidatura encabezada por Maria Dolors Sabater, que tiene la llave para la formación del Gobierno en Cataluña, ha empezado las conversaciones con unas exigencias de máximos que no pretenden suavizar. La CUP, que a diferencia de las últimas dos elecciones, en esta ocasión, está dispuesta a asumir un rol en el Ejecutivo o en el parlamento, ha pedido poder tener el control de la consejería de Interior o bien la presidencia del legislativo, que seguramente ocuparía la propia Sabater o Carles Riera.

Es esta última petición la que parece haber encontrado la complicidad de ERC. Fuentes de la formación que preside Oriol Junqueras descartan por completo entregar el mando de la seguridad pública a los antisistema que, entre otras cosas, quieren suprimir los antidisturbios de los Mossos. Esquerra se hará con la Consejería de Interior, hasta ahora en manos de Junts per Catalunya, pero asumirá algunas de las peticiones de los anticapitalistas, como el revisar los protocolos de la policía.

La voluntad de ERC de ceder el bastión de mando del Parlament a la CUP, por eso, necesita del consenso con Junts per Catalunya. Los de Carles Puigdemont, que en la anterior legislatura permitieron que fuese Roger Torrent, de ERC, el que presidiera la cámara, creen que en esta ocasión les toca a ellos, ya que de formar gobierno no podrán asumir la Presidencia de la Generalitat. Aun así, en JXCat, no son especialmente optimistas con poder presidir el Parlament y por eso aún no han pensado en ningún nombre. Fuentes de la formación no descartan acabar apoyando la candidatura de la CUP si eso permite que su incidencia en el Govern sea mínima.

Lo último en España

Últimas noticias