PNV exige a EH Bildu "liberarse" de la violencia de ETA para poder ser una "alternativa democrática"

PNV exige a EH Bildu «liberarse» de la violencia de ETA para poder ser una «alternativa democrática»
Koldo Mediavilla (PNV). Foto: Europa Press

El responsable de Política Institucional del PNV, Koldo Mediavilla, ha lamentado "el lamentable espectáculo" que se ha vivido esta semana en la Ponencia de Memoria y Convivencia del Parlamento Vasco y ha advertido a EH Bildu que, si no se "libera" de la violencia de ETA, no podrá ser una "alternativa democrática" para poder "gobernar, pactar, sumar y colaborar".

Además, Koldo Mediavilla ha denunciado "el vedetismo" del PSE-EE y su "falta de escrúpulos" a la hora de "airear los desencuentros" del foro parlamentario.

En un post colgado en su blog, recogido por Europa Press, Mediavilla ha señalado que, "cuanto más se acercan fechas con carácter electoral, algunas formaciones políticas se abandonan al camino fácil del cambalache y el lío".

A su juicio, "es razonable que existan diferencias" a la hora de analizar o valorar "compromisos de tan profunda intensidad como los relacionados a la convivencia, la pacificación, el respeto a los derechos humanos, las víctimas, su reparación o la construcción de un nuevo tiempo de concordia".

En este sentido, ha asegurado que no discute que, "con el abrupto y dramático pasado que este país y sus gentes ha padecido", en alusión a la violencia de ETA, "existan sensibilidades que difícilmente vayan a coincidir en diagnosticar, primero qué pasó para cimentar un compromiso futuro de no repetición".

"Entiendo que mirar al pasado divida más que alimentar con ilusión el futuro. Lo que jamás llegaré a comprender es que habiendo decidido formalizar en el seno parlamentario un punto de encuentro donde evacuar inquietudes y propuestas sobre esta delicada cuestión, ahora, en el momento de la síntesis, se pretenda echar por la borda todo lo andado, reflexionado y compartido. Y lo entiendo mucho menos porque en esta materia, afortunadamente, la sociedad vasca no admitirá réditos políticos o electorales", ha advertido.

"Espectáculo lamentable"

De esta forma, se ha referido al "lamentable espectáculo" que se ha visto en torno a la ponencia parlamentaria de Memoria y Convivencia, de la que se desmarcó el PP.

En esta línea, ha recordado que su objetivo "compartido era la búsqueda de amplios consensos en relación a la memoria, la convivencia, las víctimas, la deslegitimación del terrorismo y la violencia, la política penitenciaria, la libertad, la paz y los derechos humanos".

"No hay que olvidar que en este tiempo se ha producido notabilísimas novedades como puedan ser el desarme y la propia desaparición de ETA. De ahí la necesidad de involucrar, desde el obligado acuerdo parlamentario, al conjunto de la ciudadanía en el proceso de recuperación de la convivencia", ha añadido.

El dirigente jeltzale ha recordado que, por esta ponencia, han pasado víctimas del terrorismo de ETA y de otras expresiones de violencia habidas en el pasado, y ahora esperan que el Parlamento les devuelva, "a modo de acuerdo amplio, un compromiso para construir una sociedad vasca distinta, respetuosa y abierta".

Sin embargo, ha recordado que esto "se enfrenta con la cruda realidad de un irresponsable desentendimiento de determinadas formaciones que, en lugar de mirar al horizonte, prefieren marcar territorio en la defensa de su propia estrategia y necesidad electoral".

EH BILDU

Koldo Mediavilla ha destacado que en el foro parlamentario se iba a un documento de síntesis de sus trabajos, pero ahora "corre el riesgo absurdo de no llevarse adelante". "A la ausencia premeditada del PP se le suma ahora el bloqueo, cuando no el rechazo, de EH Bildu y del PSE-EE para intentar una declaración final, que, con sus luces y sombras, nos cite políticamente con un prometedor punto de convivencia compartida".

Tras rechazar "hurgar en los argumentos que unos y otros están, insensatamente, aireando en la opinión pública", ha asegurado que "explicitar las diferencias dificulta aún más un punto de consenso", que es lo que "este país necesita y reclama".

"Según la Izquierda Abertzale, no se dan las condiciones básicas para alcanzar un acuerdo. Y en esa apreciación, se vuelve a ‘totemizar’ el lenguaje, cerrándose en banda a cualquier paso que evidencie una autocrítica. Ello se explica en la incomodidad que tal ejercicio provocaría en una parte de su militancia", ha apuntado.

En su opinión, "el pasado les pesa y EH Bildu no termina de darse cuenta de que, en tanto no supere tal prueba, no podrá homologarse como formación política normalizada". "Mientras sigan atados a la ‘injusticia’ de un pasado no conseguirán obtener la credencial de alternativa democrática con la que es posible gobernar, pactar, sumar o colaborar", ha avisado.

Para Koldo Mediavilla, "no se percatan de la rémora que arrastran e impiden, con el blindaje de su relato, cualquier desarrollo y progreso de su propia alternativa". "La izquierda abertzale siempre ha llegado tarde a todo y. de continuar con el empeño de no moverse hacia su liberación definitiva de la historia de la violencia desarrollada en este país, se volverá a quedar atrás, sin margen de progreso", ha dicho.

"Posiciones de trinchera"

El dirigente del PNV ha indicado que, por su parte, el PSE-EE "vuelve a evidenciar en este terreno una calculada falta de gallardía para mantener posiciones abiertas y de no trinchera". "Es como si vivieran permanentemente acomplejados por el PP. Y lo que es peor, so pretexto de no se sabe bien qué ‘firmeza democrática’, no tienen escrúpulos a la hora de airear sus desencuentros, faltando al compromiso adquirido de arreglar las cosas dentro del Parlamento y no en los medios de comunicación", ha añadido.

Mediavilla ha manifestado que este "‘vedetismo’ es nocivo para la política porque desacredita y daña la confianza, porque convierte las intenciones de buscar el bien en un acto artificial y frívolo".

"La actitud de unos y otros, que parece obedecer a una estrategia compartida, indica que, en el fondo, socialistas y EH Bildu estarían encantados en olvidarse de los acuerdos parlamentarios en materia de memoria y convivencia", ha asegurado.

A su entender, "para ellos, es más fácil, más cómodo, mantener las posiciones, que arriesgar para llegar a un acuerdo, por eso eluden cualquier responsabilidad". Por ello, confía "en que la sensatez impere" y los partidos políticos "sepan dar respuesta a un compromiso compartido con las víctimas, con la memoria, con la convivencia y con los derechos humanos". "Aún estamos a tiempo", ha apuntado.

Lo último en España